23 de febrer de 2002

DEL CANIGÓ AL SANT JERONI

Historia de cómo un Plan A (Ascensión al Canigó) se tiene que variar forzosamente y se convierte en un Plan B (Sant Jeroni en Montserrat) de muy buen gusto.
Salgo tempranísimo de casa en BCN y llego a la base del Canigó de buena mañana.

Románico en la Cerdanya.


La sorpresa del día: ¡PISTA CERRADA!


Nadie me había avisado (la información no era la misma que será unos años más tarde en que descubres que las pistas forestales del Canigó restan cerradas hasta principios de mayo).
Toca darse la vuelta y regresar.


Puesto que el plan principal se ha ido al traste, decido aprovechar y desviarme hacia Montserrat para intentar coronar el Sant Jeroni con las últimas luces del día y fotografiar así la puesta de sol desde la cima.
Dejo el coche en el parking del Monasterio y subo desde allí por el Pas dels Francesos hasta la base de la Panxa del Bisbe.


Dejando atrás el Cavall Bernat.


Veo aparecer la luna por encima del Pingüí.


Un vistazo al camino recorrido visto desde la cima de Sant Jeroni donde llego sin demasiadas dificultades.


Veo llegar gente por la ferrata Teresina.


Foto finish a 1236 m.


La sombra de la montaña proyectada en el llano.


No queda mucho para el ocaso.


Me permito jugar un poco con la cámara de video y los efectos que me produce al enfocar el sol directamente.


Contraluz.


El sol se va a dormir.


Contraluz (II).


Las luces del cielo empiezan a desaparecer, es hora de regresar.


Me lanzo hacia el punto de inicio con las luces del cielo empezándose a apagar.


Y llego abajo con la luna en el cielo presidiendo la noche cerrada.