18 de febrer de 2004

LA MOLA NEVADA

A pesar de su altitud, la cercanía a la costa suele privar a la Serra de Sant Llorenç del Munt del manto blanco invernal. No ha sido así en esta ocasión tras las fuertes nevadas de los últimos días en cotas bajas, así que me he escapado a subir en solitario a este pico cercano a Terrassa.

Dejo el coche en un aparcamiento entre la Mola y el Montcau, que se aprecia algo nevado al fondo.

Los almendros en flor en las masías de la base de la Mola contrastan con lo que encontraré más arriba.

A medida que voy subiendo la nieve va haciendo acto de presencia. Hace calor, así que no durará muchos días.

Ya veo las edificaciones de la cima. En fin de semana suele estar lleno de gente ya que la cantina que hay en la cumbre ofrece buenos desayunos...

Pero hoy no hay nadie. A lo lejos el Montcau.

Foto de cima con un aspecto bastante diferente al habitual: ni un alma y todo blanco.