21 d’agost de 2004

RAFTING EN LLAVORSÍ

Una actividad a la que le teníamos ganas desde hace tiempo es el RAFTING, o sea, bajar un río en plan "yo de esta barca no me caigo" mientras tratas de remar en aguas enfurecidas que tratan de hacerte naufragar..., eso sí, en ambiente controlado. Nos ponemos en faena en Llavorsí. Somos cuatro: Ángel, Isa, Carmina y yo.


EL traje incluye una especie de neopreno y un chaleco salvavidas por si caes al agua.


Antes de entrar en la barca nos informan de cómo tenemos que remar y de quiénes van dónde.


Risas tras algún chapuzón.


Los cascos, material imprescindible para el descenso.


Foto de la actividad cedida por el encargado de la empresa organizadora.


En uno de los descansos, se nos propone saltar de un puente a unos 3 ó 4 metros de altura sobre el agua. No lo dudamos a pesar de lo fresca que está el agua.


Es la última actividad antes de dejar los ropajes y dirigirnos a comer.