9 de setembre de 2004

CANIGÓ DESDE CORTALETS

Tras conducir por la larga, tortuosa y pesada pista forestal de las faldas del macizo del Canigó en Francia, alcanzamos el refugio de Cortalets y podemos dejar el coche en el aparcamiento a escasos pasos del inicio del sendero de ascensión al Pic du Canigou. Se ve perfectamente desde el fondo del valle presidiendo la zona.


Dejamos allí el coche y comenzamos a caminar por una zona de pequeños estanques.



El ganado pasta tranquilamente cerca del agua a las faldas del coloso.


El primer tramo coincide con el trazado del GR10 hasta llegar al Pic de Jofre donde deberemos abandonar las marcas rojiblancas para seguir marcas amarillas.


Las marcas amarillas nos indican la subida a la cima, aunque no tiene pérdida dada la cantidad de gente que recorre este sendero.


Dejamos atrás el GR y comenzamos a caminar por la vertiente contraria de la montaña. A lo lejos la Pica del Canigó espera paciente nuestra llegada.


El sendero es cómodo al principio, pero el final, en una sinfín de zetas, se convierte en algo un tanto pesado.


La cima, atestada de gente está coronada por una curiosa mesa de orientación multicolor.


Versos de Verdaguer y de Llach.


Foto de cima.


El descenso lo hacemos por el mismo recorrido. Es una ruta sencillita para subir al monte más grande de los Pirineos desde su base hasta la cima.

8 de setembre de 2004

PUIGMAL DESDE FONTALBA

La ruta más clásica para ascender al Puigmal sin pasar por el Santuario de Nuria, asciende desde Queralbs hasta la zona de Fontalba donde dejamos el coche y encaramos la montaña que se alza desafiante no demasiado lejos.


Las primeras rampas ponen a prueba nuestra resistencia, ya que suben fuerte en tramos de zetas.



En septiembre, el monte está plagado de este curioso animalejo que zumba ruidosamente.


El Cim de la Dou nos ofrece un asiento para descansar antes de acometer la parte más dura de la ascensión.


Una vez salvada la mayor parte del desnivel, un paseo nos acerca a la cima.


Foto de cima a 2913 m.