4 d’agost de 2005

Descenso del río Sella

Una de las actividades más famosas en España a nivel deportivo es el descenso del río Sella en canoa. Desde Arriondas hasta Ribadesella se desciende por el río con la ayuda de nuestros brazos que impulsen unos remos.


Preparados para meternos en el agua. Lo llevamos todo: chalecos, remos y bidones estanco. Sólo faltan las piraguas.


Preparados.


El primer tramo del río es bastante monótono y suave, pero se nota que el río lleva corriente.


Carmina y Arantxa en un descanso.


Libélula.


Remando río abajo sorteando los rápidos del río.


Otro descanso en el río.


Chapuzón para refrescarme.


Viraje espectacular.


Seguimos remando. Esto empieza a resultar un poco largo, pero nos estamos divirtiendo.


Avituallamiento a mitad de camino, hay hambre tras la jornada de remo que llevamos a nuestras espaldas. Todavía nos falta un largo trecho de río hasta la parada final.


Chapuzón (II).


A la sombra hace frío. ¿Por qué no nos ponemos al sol?.


Marc a punto de terminar la jornada.


Carmina en el punto final de la aventura. Ha sido una gran experiencia, pero no podemos llegar hasta Ribadesella ya que mañana se celebra la gran carrera y están montando el tinglado de las TVs.


Para celebrar la gesta, una buena degustación de manjares astures.


¿¿Una sidrina??


Y de postre: helado.


Lo peor de todo es que no me puse crema en las piernas y se me quemaron del sol: ¡Qué dolor, qué dolor!...

1 comentari:

Kepa ha dit...

POPEYE!!!!!!!!!!!!!! jejejejej