8 d’octubre de 2005

BOLETAIRES POR UN DÍA

El arte del boletaire es coger bolets (setas). De momento el ánimo lo tenemos, pero no sé si tendremos suerte cuando salimos esta mañana a buscarlos al Montseny.


De momento alguna castaña nos encontramos, pero ningún níscalo (rovelló).


Esta parece interesante, pero, ¿sabemos si es comestible?.


Esta está rota, pero de cara a la posteridad queda de lujo.


Lástima, esta seta está picada.


Al final no llenamos ni de largo la cesta, pero habíamos pasado un buen rato juntos.