8 de gener de 2006

Raketera en Zuriza

La tarde del día de Reyes solemos pasarla en casa con la familia, pero este año es diferente, ya que se ha organizado una KDD en una borda cercana a Zuriza. Tras muchos kilómetros de carretera, un control de la benemérita y unos copos de nieve, finalmente llegamos a la borda donde nos espera un buen número de foreros de mendiak.net para cenar.
A la mañana siguiente, nos despertamos con un día gris, pero apto para raquetear un poco y trastear un poco nuestras raquetas de nieve, dígase de ellas que es el material de montaña que más veces he llevado al monte sin usarlo.


En la puerta de la borda, los primeros preparativos.


Llegamos al aparcamiento del refugio de Liza (Zuriza) donde cada uno se organiza como puede su material.


Poco a poco nos preparamos para salir mientras el gris plomizo del cielo se va cerrando sobre nosotros.


Partimos del refugio con intención de ascender a Lapakiza de Linzola dejando el Txamantxoia a nuestras espaldas.


Posando con Txamantxoia a la espalda.


El camino es totalmente apto para las raquetas de nieve. Menos mal que la KDD RAKETERA lo será por fin.


Vamos ascendiendo mientras el grupo se estira tanto que se parte en varios subgrupos.



Cada uno decide hacia donde ir, así que nosotros nos dedicamos a sacar fotos sin más pretensiones que las de disfrutar de la caminata.


Nos marcamos como objetivo una cota sin nombre que tenemos enfrente, y hacia allí nos dirigimos, Raúl, Camina y yo.


Cota conseguida!!!


Buena parte del grupo consigue alcanzar Lapakiza, pero muchos otros se quedan en el camino de subida sacando sus fotos y trasteando con sus raquetas de nieve.


Mesa de los Tres Reyes desde el collado una vez descendido el merengue al que hemos ascendido.


De regreso al refugio de Linza, nos espera una cervecita fresquita.


Juntos de nuevo, nos volvemos a reunir en la Borda de Hondarribi. Zuriñe y Carmina preparando alguno de los platos de la cena.


Superfuet traído directamente de tierras catalanas.


Disfrutando de la cena mientras en el exterior la temperatura desciende cada vez más.


Tras la cena, llega el turno a los juegos. Éste, el más divertido de todos.


A la mañana siguiente, nos proponemos subir a Txipeta, pero el día tampoco acompaña demasiado para subir mucho de cota, ya que sopla bastante aire.


Nos metemos en el bosque evitando las fuertes rachas de viento que azotan la zona.


Sorteamos algunas dificultades fuera de sendero.


Última foto antes de abandonar el bosque y su abrigo.


El viento va azotando con fuerza mientras seguimos adelante.


Se empieza a levantar la nieve en polvo que cubre las laderas.


El frío se intensifica a medida que vamos ascendiendo.


Finalmente el grupo se resigna y damos por buena la cota alcanzada evitando seguir monte arriba en busca de la cima.


Descenso vertiginoso buscando el bosque y su protección.


Un poco más abajo, la fuerza de viento amaina y podemos ver algo del paisaje que nos rodea.


El final de la KDD lo marca, como casi siempre, una buena reunión de amigos alrededor de una mesa repleta de manares antes de conducir cada uno a su casa.