26 de febrer de 2006

"Abriendo Huella"

Hace unos meses surgió en mi cabeza una idea loca. Una de esas ideas disparatadas que quien me conoce sabe que surgen de vez en cuando de mi mente: ¿qué te parecería hacer un libro de fotos?.
La idea fue debatida ampliamente en ese foro de debate que es el interior de un coche donde pasas largas horas de viaje y finalmente fue aprobada por mayoría absoluta (2 a 0).
El siguiente paso era pensar qué íbamos a fotografiar, ya que teníamos mil y un temas y alguno más para elegir: desde lo más sencillo a lo más complicado y, claro está, escogimos uno de los más complicados dentro de nuestras posibilidades (no era plan de empezar a pensar en fotografiar la Antártida en bañador y chancletas...). El tema elegido era, como no, la montaña. La montaña engloba muchas posibilidades, así que teníamos que reducir el objetivo de nuestra empresa. Finalmente y tras varios debates volvimos a aprobar por mayoría que nuestro trabajo lo íbamos a centrar en hacer fotografías para publicar un libro sobre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el pirineo oscense.
Para poder llevar a cabo empresa de tal magnitud nos informamos primero sobre el terreno con los guardas del parque, quienes nos dijeron que para ello era necesaria la consecución de un permiso administrativo de la dirección del parque nacional. Nos pusimos en contacto con el Ministerio de Medio Ambiente a mediados de octubre de 2005 pidiendo información acerca de los pasos a seguir para pedir dichos permisos.
Su respuesta fue clara: `para poder llevar a cabo dicho proyecto necesitan ustedes un permiso administrativo que se concederá, previa aprovación por la junta administrativa del parque, tras estudiar un resumen de los objetivos tanto de fotografía como de editorial, que ustedes van a tener que remitir a las oficinas del parque nacional".
A principios de 2006 acabamos de redactar esos objetivos y los enviamos al Ministerio de Medio Ambiente.
Una semana más tarde sonó el teléfono. Una voz masculina se presentó como el director del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y me anunció que nos habían concedido el permiso ministerial para llevar a cabo nuestro proyecto.
Unos días más tarde, un sobre del Ministerio de Medio Ambiente llegaba a casa con los permisos necesarios para fotografiar el parque nacional en su totalidad, así como los teléfonos del guarda mayor del parque y de nuestro contacto en las oficinas del parque nacional.


Lo demás ya es historia: fotos, montaña, fotos, aventura, fotos, KDDs, fotos, ilusión, fotos...
"Abriendo Huella" pretende ser un espacio de información acerca de nuestros progresos, pero también un buzón de sugerencias para todo aquel que quiera aportar su granito de arena en éste nuestro proyecto.
Pronto volveremos a pisar el parque...pero esa es otra historia y debe ser contada en otro momento