30 d’abril de 2006

19 kilómetros y a cenar

El domingo por la mañana, tras un reparador sueño, nos encontramos con un grupo de amigos a los pies del imponente Tologorri.


Tras un fuerte inicio por pista y entre hermosos bosques llegamos a la Senda Negra, un recorrido expuesto que atraviesa la sierra a media ladera en dirección a las campas que dan acceso a la cumbre de Tologorri.


Allí hicimos nuestra primera parada.


Otra vez en marcha y habiendo atravesado la frontera vasca con la burgalesa, nos acercamos a la Lastrilla donde decenas de vacas pastaban con tranquilidad junto al agua impasibles ante las miradas de los caminantes.


Un corto repecho nos conduce directamente a la segunda cumbre del día, la del no menos impresionante Ungino.


Allí damos buena cuenta de las viandas que llevamos.


Tras reponer fuerzas nos dirigimos hacia la base de Tologorri, donde nos esperan los coches.
En total han sido 19 kilómetros de recorrido...
Una ducha y nos vamos de cena a una sagardotegi. Las cupelas drenan su embriagador contenido a la voz de TXOOOTX, mientras la braseada carne humea en los platos.

1 comentari:

Kepa ha dit...

La senda negra es de las cosas más bonitas que hay en la Euskadi. La subida al Unguino tampoco desmerece, esa ya la hareis otro día jejejej