28 de maig de 2006

Calor en la Serra de Llabería

Hemos pasado la noche en casa de Luís en Cambrils. He dormido genial tras llegar ayer por la tarde de la vía ferrata...
El reloj de la iglesia de Colldejou acaba de dar las 9 de la mañana. En marcha. Somos 10: Zazpi, Ester, Maño, Sergi, Anna, Joana, Luís, Carles, Carmina y yo. Vamos a hacer un recorrido circular por la Serra de Llabería.


Los primeros pasos por la carretera son criminales, ya que el calor que desprende el asfalto no es fácil de evitar. Pronto encontramos cobijo en el bosque de las laderas de la sierra. Un frondoso bosque lleno de aliagas y de moscas está atravesado por un poco transitado sendero. El sendero sube y baja a media ladera y tardamos un par de horas largas en llegar a la otra vertiente de la montaña, a escasos dos kilómetros en línea recta de Pratdip. En ese punto nos desviamos y empezamos a ascender de golpe los 500 metros de desnivel que nos quedan para coronar la sierra.




Paramos para descansar y aprovechamos un claro del bosque para degustar un pequeño almuerzo.


El camino sigue hacia arriba en dirección a unos murallones de rocas que atravesaremos medio andando medio trepando. Es la parte más entretenida y menos cansada del recorrido, y en la que podemos sacar mejores fotografías.



Llegados al Pas del Cisco, la mayoría optamos por trepar la decena de metros que nos separan de la parte superior mientras Zazpi y Sergi optan por la comodidad del camino.


Superada la trepada no tardamos más de media hora en alcanzar la cumbre de Montredon. El calor a estas horas es poco menos que sofocante.



Desde allí echamos la vista hacia el vértice que corona la cumbre de La Miranda.
El sendero recorre íntegramente la parte superior de la Serra de Llabería y nos conduce directamente hasta La Miranda. Son las tres de la tarde y estamos cansados, hambrientos y muertos de calor.



El descenso es bastante rápido hasta Colldejou. Cada uno se las apaña como puede para regresar al pueblo; primero por un empinado sendero descendente y posteriormente por los últimos casi cuatro kilómetros de pista medio asfaltada. Han sido 16 kilómetros y más de mil metros de desnivel acumulado.
Llego el primero al pueblo y lo primero que hago es meterme en el coche y conectar el aire acondicionado al máximo... No soporto el calor, estamos a 35ºC y todavía no estamos ni en junio... ¡¡qué mal pinta el verano!!

3 comentaris:

photo-effe ha dit...

bellissime foto di montagna

saludos
www.Photo-effe.com

Kepa ha dit...

si no me había dado cuenta que estaba el zazpi!!!! brutal

Zuriñe y Pablo ha dit...

hacía tiempo que no te leía....pero veo que no parais y os llevais a zazpi para catalunya!!!!

que bien vivís!!!!