11 de juny de 2006

Añisclo a fondo


El Cañón de Añisclo está situado en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se trata de una herida en mitad del Pirineo que corta la serpiente blanca en una profunda garganta de sur a norte. Limitado en su parte superior por el Collado de Añisclo y recorrido totalmente por el río Bellós, discurre por más de una decena de kilómetros hasta la ermita de San Úrbez a los pies de Mondoto y Sestrales.
Son las 8:15 h del domingo 11 de junio, ayer dejamos mi coche en el aparcamiento de la entrada del Cañón, a los pies de los Sestrales, y hoy hemos venido hasta el Collado de la Plana Canal en el 4X4 de Luís y Joana.


La primera parte del recorrido hasta llegar al Refugio de San Vicenda es una ancha pista que nos lleva por la parte superior del Cañón de Añisclo y nos permite disfrutar de unas impresionantes vistas panorámicas de las montañas del parque nacional.


Una familia de caballos embellece aún más la postal en la que nos encontramos incluídos.


Pronto abandonamos la ancha pista para descender bruscamente hacia las profundidades de Añisclo por una estrecha senda que nos acerca hasta los dominios del río Bellós.


Una vez junto al río ascendemos por el fondo del valle hacia la cabecera del río Bellós que surge de la confluencia de decenas de pequeñas cataratas que nacen en el Collado de Añisclo y de otras que tienen su génesis en el barranco de la Fuenblanca, nombre que recibe la espectacular catarata que marca el punto final de nuestro trayecto ascendente por el Cañón.




Hemos desayunado durante la subida hacia la catarata de la Fuenblanca, así que nos vemos con fuerzas suficientes para emprender de nuevo el camino descendente a orillas del río.



El itinerario discurre por un frondoso hayedo surcado por multitud de saltos de agua que baja directamente del deshielo. Es primavera en el Cañón de Añisclo.


La más bella de las cataratas que encontramos en el itinerario descendente la hallamos en la zona de la Ripareta. Es un hermoso salto de agua que baja bruscamente por un tobogán de roca y desemboca en una azulada poza.


De nuevo en el bosque, vamos viendo como va cambiando poco a poco el tipo de vegetación. Pocas fotos echo de este tramo, ya que no las necesito para ilustrar el libro sobre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido que estamos preparando junto con mi esposa. En cambio Joana no para de sacar instantáneas del lugar.
Los últimos kilómetros se hacen interminables, ya que empezamos a acusar el cansancio en los pies. Llegamos al coche y decidimos dejar a las chicas en Escalona recuperándose del esfuerzo e ir a recoger el coche de Luís a la Plana Canal nosotros dos solos.
Son las 21 horas cuando nos despedimos de Luís y Joana. Emprendemos el camino de regreso. Ángeles descansa en el asiento trasero mientras Carmina duerme en el asiento del copiloto. Han sido casi 22 km por el monte en aproximadamente 11 horas de ruta.
Los kilómetros pasan, las horas también. Pese al cansancio ya pienso en cuándo voy a volver...

1 comentari:

Jose Luis Garcia Molina ha dit...

Me parece preciosa esta ruta de Añisclo desde Plana Canal. Llevo dias planificando esa misma ruta pero me gustaria saber si los servicios de taxi 4x4 te pueden llevar a Plana Canal. Es decir, la idea es dejar en el coche en Urbez y desde alli que nos pudieran llevar a Plana Canal. Eso si no convencemos a alguien que se quede en nuestra casa rural a hacer juntos esa ruta y poder disponer de dos coches.