30 de juliol de 2006

Via ferrata en Morera de Montsant

Son las 6 de la mañana, es domingo. Los borrachos empiezan a recogerse mientras los más madrugadores pasean al perro con el pan recién horneado debajo del brazo. Todavía las luces del alba son tenues. El coche corre por el asfalto de las carreteras interiores, un asfalto que a estas horas de la mañana se mantiene a una temperatura que no abrasa.
A las 8:30 h echamos vistas a la Serra Major, en la cordillera del Montsant. Estamos en Morera de Montsant, provincia de Tarragona.


Cogemos la mochila con el material de ferratas y empezamos a caminar por el GR171.
El camino discurre entre bosques, el sol aprieta ya lo suyo a las 9 de la mañana.
Pronto el camino se bifurca y un estrecho sendero nos introduce en un caos de piedras donde se necesitan las manos e incluso la ayuda de cuerdas para progresar.


En una hora desde el aparcamiento nos plantamos bajo el primer peldaño de la ferrata. Nuestra primera ferrata en solitario. Un poco de agua, unos cacahuetes y tras equiparnos adecuadamente, empezamos a subir.
El primer largo es de unos 12 metros, y nos lleva a un pequeño rellano.
Una vez en el rellano, una cuerda permite el destrepe hacia la segunda parte de la vía.


Tras superar un pequeño desplome y un puente tibetano de escasos 2 metros de largo, nos enfrentamos al tramo más expuesto de toda la vía, un largo que nos situa en la cumbre de una afilada aguja desde la cual parte un puente tibetano de unos 10 ó 12 metros de longitud.


El puente apenas se mueve y permite una cómoda progresión a lo funambulista.
Una vez superado el puente, una serie de grapas estratégicamente colocadas entre los árboles nos acerca al último tramo de la vía.
En este último tramo, unas cadenas ayudan a la progresión a la vez que la dificultad de las paredes va suavizando su grado de verticalidad.


En la cumbre un beso y de camino al coche nos espera un sendero bastante incómodo y perdedor que no nos gustaría volver a visitar en caso de niebla.

1 comentari:

Anònim ha dit...

me parece muy bien