28 d’octubre de 2006

Siesta en el cordal de Aizkorri

A las 7:30 de la mañana del sábado, aún con las legañas en los ojos, descendimos del avión. Allí estaba Kepa, en la terminal del aeropuerto de Bilbao esperando para recogernos. nos encaminamos hacia el Santuario de Arantzazu desde donde iniciamos nuestra ascensión al Aizkorri.
Los primeros pasos por el bosque nos descubrieron el otoño en Euskadi y encontramos una buena cantidad de setas venenosas enormes.


Tras la sesión fotográfica que nos había pedido Kepa, nos encaminamos a los llanos de Urbía, desde donde iniciamos la ascensión propiamente dicha acompañados de Pablo y Zuriñe.



Unos cientos de metros más arriba preparamos una especie de picnic en las inmediaciones de la cumbre de Aizkorri.


Tras el jameo, de nuevo al monte.


Esta vez la cresta de la montaña nos condujo primero al Aketegi y luego al Aitxuri.



Descendimos y nos tumbamos a disfrutar de una corta pero merecida siesta antes de irnos a casa de Itxaso donde nos esperaban ella, Íñigo y el resto de comensales de una improvisada barbacoa.

3 comentaris:

Kepa ha dit...

que hartón de reir en la sesiond e fotos....jajajajajaj. HAsta cuando querais de nuevo, que gustoso os haré de guia!!!

Zuriñe y Pablo ha dit...

Bonito dí el que pasamos!!! y esa siesta como diría Kepa: brutal!!

igertu ha dit...

Me dio pena no ir Aizkorri, pero teníamos cita con Mari :P

Se ve que lo pasasteis de fábula!!!

Salu2,