2 de novembre de 2006

Vivaqueando en Ordesa: Olas y Añisclo

A las 11 de la mañana del miércoles 1.11.2006 me planté en Ordesa, otra vez, con intención de subir hasta Collata Arrablo y desde allí atacar una de las pocas zonas que nos quedaba pendiente de fotografiar de cara al libro de Ordesa que estamos preparando.


Cargué la mochila y dirigí mis pasos a través del bosque de hayas que poco a poco ha ido perdiendo su traje otoñal, aunque todavía es posible encontrar bellos rincones multicolores.


En un par de horas sin parar llegué a las inmediaciones de Cola de Caballo e inicié mi ascensión por el camino de los mulos.


En las inmediaciones del refugio de Góriz, pero sin acercarme demasiado a él, me encaminé siguiendo el gr11 hacia el Collado Superior de Góriz.


Antes de llegar allí, me saludaron varias marmotas y una manada de sarrios; además de que me sobrevoló un quebrantahuesos adulto.



Sobre las 17 h llegué al citado collado y me dispuse a preparar un vivac para pasar la noche.


Sobre las 17:45 h, el sol desapareció y un intenso frío empezó a reinar en el monte. Me metí en el saco, cené algo y me eché a dormir.


La noche fue muy apacible a pesar de que me desperté varias veces. La primera por el frío, la siguiente por el calor que me daba el goretex con que solventé el frío de la primera vez que desperté... Sobre las 23:45 un sarrio al galope pasó cerca de mi posición y me despertó. No fue hasta las 5:15 h cuando empecé de nuevo a caminar. Era de noche, así que me guiaba únicamente por el track de GPS que llevaba en la mano.
Sobre las 7:30 el sol empezó a iluminar las cumbres y a mostrar el impresionante mar de nubes que cubría el territorio oscense.


No tardé en localizar la canal de acceso a la última rampa de la Punta de Las Olas (3022m).


Llegué a la cumbre a las 9:30 de la mañana. desde allí vistas a Pineta, Baudrimones y el imponente Añisclo.



Una hora más tarde y tras cramponar mis botas y atravesar un par de comprometidos pasos helados no exentos de cierto riesgo, hoyé la cumbre de la Soum de Ramond (nombre con que se conoce en el país galo a Pico Añisclo, de 3259 m).




En la cumbre.


Rápido descenso a Las Olas, al vivac y a Ordesa para poder llegar a casa a tiempo para recoger a Carmina en el trabajo. Antes de llegar a casa... pinché una rueda.

3 comentaris:

Joana ha dit...

La segunda foto es preciosa!!!

Joan González ha dit...

bona aventura.

salut joan

rosa ha dit...

Os lo pasais de muerte...