31 de març de 2006

Escupidera


Para alcanzar la cumbre de Monte Perdido (3355 m) en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por su vía normal hay que atravesar una zona llamada : ESCUPIDERA.
La Escupidera es tristemente famosa por ser uno de los puntos más negros del Pirineo oscense. Es una zona de unos 100 metros o más de desnivel casi llegando a la cumbre de la montaña en la cual un resbalón puede ser fatal. Lo que en verano no es más que un interminable corredor de grava suelta que apenas permite el avance, se convierte en invierno en una trampa de hielo y nieve donde hay que poner todos los sentidos alerta para evitar resbalar, ya que la caída por la nieve te "escupe" literalmente por uno de los márgenes de la canal haciéndote caer unos 200 metros de desnivel más abajo, con las evidentes consecuencias.

¿POR QUÉ SIGUE ACUDIENDO LA GENTE A ESTE TIPO DE LUGARES?


Es difícil responder a esa pregunta, quizás hay que estar un poco loco o quizás deseos de libertad y aventura. Lo único que sé es que mañana partimos 12+1 intrépidos aventureros hacia el refugio de Góriz (2160 m) con la intención de atacar la cumbre de Monte Perdido el domingo por la mañana.

DESEADNOS SUERTE.

26 de març de 2006

Las nieves del Pedraforca

Eran las 8 y poco de la mañana de ayer domingo 26/3/06 cuando la impresionante mole del Pedraforca hacía su aparición delante de mí en la carretera.


Hacía ya casi 4 años de la última vez que hollé la cumbre (en compañía de Carmina en mayo 2002) y algo más de la última invernal (enero 2002); así que le tenía ganas.
A las 9 aproximadamente pasaba por delante del refugio de Lluís Estassén, donde aproveché para colocar los crampones, ya que la nieve helada en el bosque patinaba demasiado para pasearse por el bosque resbalando por doquier.


A eso de las 10 podía ver la impresionante subida que ofrece la Tartera del Pedraforca. Esa tartera es la vía clásica de descenso, ya que permite una salida rápida de la montaña, pero en verano no es más que un fatigoso canchal que apenas permite el avance. En invierno, en cambio, se convierte en un corredor de no demasiada inclinación apto para ascender sin grandes problemas, eso sí, con crampones y piolet (esta vez llevaba 2 piolets siguiendo el consejo de Josu).


Una hora y pico después llegaba a la Enforcadura, donde debía desviar mi camino hacia el Pollegó superior, situado a la derecha de la Tartera viendo la cara oeste del pico (como está en la primera foto).


Allí me encuentro un magnífico corredor de nieve que me conduce directamente hasta la cumbre. La nieve en el corredor está en perfectas condiciones para subir y, lo que es más importante, bajar. Los dos piolets me ofrecen una seguridad añadida.


Ya en la cumbre (2500 m según el GPS-2498 m según los mapas) las vistas son impresionantes. Unas fotos y abajo, ya que el sol está empezando a esconderse tras unas nubes amenazadoras que finalmente no descargan nada.


25 de març de 2006

Una foto diferente

Me encanta esta foto.


Es de hoy, en la boda de una prima de mi mujer. Estamos acostumbrados a que un alto porcentaje de las fotos que nos hacemos sean vestidos para ir al monte, así que de vez en cuando hace gracia una foto disfrazados de personas formales, serias y arregladas...

20 de març de 2006

ANIVERSARIO DE BODA

Hoy se cumple un año del día más feliz de nuestras vidas.


Un año ha de nuestra unión.
Un año de emoción, felicidad y deseos cumplidos.
Un año de unión, cariño, amor y deseo.

Gracias por todo, Carmina.
TTYM.

15 de març de 2006

El día de mi 30 cumpleaños.

Son las 8 de la mañana y escucho lejánamente una música que me es familiar: Waiting on a sunny day de Bruce Springsteen. Se abre la puerta de la habitación y mi mujer me despierta felicitándome el cumpleaños (ya hace 30 años que piso este planeta). Aún legañoso me "arrastra" hasta el comedor donde encuentro una especie de fiesta sorpresa montada: globos, serpentinas y un curioso cartel:

Destapo el cartel y la sorpresa es mayúscula:

Un viaje para hacer un TREKKING AL KILIMANJARO (pico más alto del continente africano con 5895 metros).
Por órdenes de la organización cierro los ojos hasta que se me indica que ya los puedo abrir y descubro:

Unas horas más tarde , aprovechando que siendo miércoles tengo fiesta, nos dirigimos hacia la Costa Brava. En un par de horas nos plantamos en Cadaquès, magnífico pueblo pesquero de fama mundial gracias a su más ilustre personaje: Salvador Dalí.
Paseamos tranquilamente por su paseo marítimo descubriendo pequeñas calas llenas de barcas de pescadores, hasta que nos hemos sentado en un pequeño restaurante a comer.




Por la tarde nos hemos dirigido en coche hasta el punto más oriental de la península, el Cap de Creus, donde hemos podido acercarnos hasta las últimas piedras que pisa quien decide recorrer el GR11 desde el Atlántico hasta el Mediterráneo.



Habiendo recorrido la parte sur y la parte este del Cap de Creus hemos encaminado nuestro rumbo hacia el noroeste en dirección al monasterio de Sant Pere de Rodes, desde donde pretendíamos ascender hasta el castillo de Sant Salvador, sito en la cumbre de la montaña del mismo nombre a 670 metros sobre el nivel del mar y desde donde íbamos a disfrutar de unas hermosas vistas sobre toda la zona. Eran las 17:30 cuando empezábamos a andar y en poco menos de una hora estábamos en la cumbre.








Hasta aquí la crónica de un maravilloso día de cumpleaños con la mejor compañía posible.

12 de març de 2006

L'ELEFANT

Existe un pico en Montserrat conocido por su forma característica de elefante. Su trompa ofrece una de las clásicas vías de escalada del macizo, pero...no es imposible subirse a lomos de este elefante si se le "ataca" por su espalda...

A las 8:45 de la mañana, tras solucionar ciertos problemillas con los IMGs para el GPS, he cogido el coche dirección Montserrat (por segundo día consecutivo). A eso de las 9:30 dejaba el coche a las puertas del parking del monasterio (yo no pago, lo siento).
Sonaban las 10 de la mañana cuando estaba yo pasando por el Pas dels Francesos dirección Sant Salvador. Encuentro la bifurcación del camino que me llevaría por el GR4-GR172 hasta el refugio de Sant Benet, la dejo atrás y avanzo hasta la zona del Bisbe donde un estrecho sendero me conduce monte arriba hasta el nombrado refugio, pero evitando el camino más transitado (el GR).

Una vez en el refugio sigo marcas amarillas pasando por delante de la Momia. El camino me lleva al collado entre el Elefante y la Preñada, desde donde ya veo los últimos metros de ascensión. Se trata de una trepada sencilla hasta una estrechísima canal que sube vertical hasta la misma cumbre en la espalda del Elefante (1156 m).



En la cumbre 4 fotos y abajo, que el viento era bastante fuerte y no era cuestión de dar un mal paso.


La ruta de regreso ha sido por el GR4-GR172 hasta el monasterio, donde el griterío te devuelve de golpe a la realidad montserratina, en fin, una pena. Prefiero quedarme con las sensaciones que tenía estirado en una roca anónima tomando el sol y degustando unas galletas, me gusta más...

11 de març de 2006

Agulles de Montserrat

Bonita y ventosa mañana la que hemos pasado en buena compañía en la zona de Les Agulles en Montserrat, hoy día 11.3.2006.


A las 7 de la mañana recogía a Ramon a la salida de Barcelona y a las 8 nos encontrábamos con Pep y Carles en el collado de Can Maçana. La mañana era fresquita, pero si no te daba el aire, enseguida entrabas en calor. Un viento ensordecedor nos ha acompañado en el inicio de la ruta, preludio de lo que encontraríamos unas horas más tarde en la vertiente contraria a la del inicio.



Tras pasar por debajo de la Cadireta y la Foradada, nos hemos dirigido tranquilamente hasta el Coll de Porc desde donde hemos iniciado la aproximación al refugio de Vicenç Barbé. Allí nos esperaban unas cervecitas fresquitas y las viandas que cada uno traía de casa.

Una vez desayunados, hemos seguido camino hasta la Portella donde un viento de mil demonios nos recibía para acompañarnos durante la última hora de recorrido.
A las 12 en el coche y a comer a casa.
Ahí van unas fotos de la ruta...




4 de març de 2006

Rasos de Peguera

Acabo de llegar del Prepirineo catalán, más concretamente de la zona de los Rasos de Peguera, donde una estación de esquí (cerrada por poco rentable) da espacio a quienes se atreven a desafiar a las nubes y al frío de un sábado por la mañana.
Salí de casa a eso de las 6:30 a.m. dirección Saldes, pueblecito a los pies del magnífico Pedraforca.

Visto que el viento que anunciaban en las previsiones sí estaba presente en la zona, he decidido escaparme a una zona cercana, los Rasos de Peguera, a tan sólo 14 km de Berga. Allí he dejado el coche y, una vez calibrado el GPS, he empezado a andar a través de una espesa niebla, eso sí, sabiendo que con el GPS uno se puede perder, pero podrá volver sobre sus pasos.


El único dato fiable que tenía era la altura del Pedró de Peguera (2067 m). Puesto que la niebla me impedía ver nada más allá de 15 metros, me tenía que guiar por el Gps a la hora de ver si mis pasos me conducían por el camino correcto. Con un poco de suerte he llegado a la cota 2058 m (Rasos de Baix) y cerca de allí a un vértice geodésico (Roca d'Oró: 2057 m).


Debido al viento y la poca visibilidad he decidido regresar sobre mis pasos, pero cuál es mi sorpresa al observar que la niebla que me había acompañado durante toda la ruta se ha levantado dejándome ver el punto más alto de la zona (Rasos de Dalt-El Pedró de Peguera 2067 m). Y hacia allí he encaminado mis pasos con intención de hollar la cumbre de la zona.


Foto de rigor en la cumbre y mayúscula sorpresa al localizar en el punto más alto un cartel con la altura real del pico: 2077 m (10 metros más de los que pone en todos los mapas. El GPS me marcaba 2077 m).


El viento ha empezado a soplar fuerte y las ganas de regresar se han vuelto acuciantes, así que un descenso rápido me ha llevado de regreso al punto de partida.
He aquí algunas de las imágenes que he sacado esta mañana...