11 de febrer de 2007

Zaragozando

Zaragoza me trae recuerdos de fiestas, gente, ruido, tambores, algarabía, trajes regionales, cachirulos y jotas desgarradoras a altas horas de la madrugada. Son varios los años que he visitado la capital maña con motivo de sus fiestas. Hace años que sólo la veo de día, pero siempre he querido acercarme de nuevo a comer un bocadillo típico de aquí, de esos que los extranjeros ni sueñan que existe y que tampoco sabrían inventar: el de calamares con salsa picante.


Desde la carretera divisamos la cúpulas del Pilar, tantas veces visitado pero igual de impresionante cada vez. Pero antes de irnos a pasear un rato por sus calles, buscamos algo que nos pica la curiosidad...


Son las tres de la tarde cuando las campanas de la basílica retumban por la amplia, soleada y extraordinariamente limpia plaza. Allí estamos nosotros.


Desde el Pilar nos acercamos a pie hasta el Calamar Bravo que para muchos es el bar de Zaragoza donde mejor sabor tiene el bocadillo de calamares. No entro en la discusión, porque me da igual, pero la primera vez que estuve en la capital aragonesa, un maño me llevó allí a probar tan suculento y típico manjar. Así que yo repito. Estaba cerrado, ya que por la mañana parece ser que abren unas pocas horas. Eso nos desilusionó bastante, pero decidimos callejear un poco por las calles del centro y esperar a que abriesen a las 18 h.


La noche la pasamos en Tarazona. Nuestra intención era subir el domingo el Moncayo, pero un inoportuno banco de nubes espesas y sobretodo un vendaval que dificultaba incluso el caminar, nos obligaron a dejar nuestros planes de ascensión al gigante para otra ocasión más propicia.


Ya tenemos excusa para volver a Zaragoza a comer calamares bravos...


Y una jotica para terminar...

7 comentaris:

Kepa ha dit...

El Moncayo es lo que tiene es cabron como pocos, pero por lo menos ya os haríais una joticas jejejeje

LA VIRGEN DEL PILAR DICE
QUE MORTADELO ESTUVO AQUI
Y POR MÁS QUE ÉL LO DIGA
NI LE DEJE SUBIR!!!

Besitos

Zuriñe y Pablo ha dit...

Bonitas fotos!!

se ve a un señor posando entre las flores...jejejeje

Por cierto, tenemos intención de ir a la zona del Moncayo en semana santa...si tienes algo de info de la ascensión o el track...¿me lo podrías pasar?

gracias

Joana ha dit...

Apetitoso bocadillo, si señor!!!

El Moncayo es un monte que también nos gustaría subir algún día. Nunca hemos estado por esas zonas.

Madre mía, nos queda tanto por conocer aún!!!

isa ha dit...

Jejeje Ya veo que el Calamar Bravo es famoso!!!
¿ Que buenos verdad esos bocadillos?

Bueno algun dia que pareis por esas tierras dar un toque y os llevare a sitios de tapeos muy muy buenos.
Saludos

gxt ha dit...

Me apunto el nombre del bar y del bocadillo ...nunca se sabe !jajja

saludos

Joan González ha dit...

Apa que nas quedat de bé ara...

Vaig fer la mili a Saragossa, "con la famosa calle del TUBO y sus bocatassssssss...

salut

joan

Jorge ha dit...

Me alegro!
La ciudad os espera el 12!!

Fdo:
Un maño