30 d’abril de 2007

Saint Tropez, contrastes

El lunes por la mañana no salió el mejor día para irnos a hacer la vía ferrata que teníamos planeada, así que optamos por el plan B: visita turística por la Côte d'Azur, desde Saint Tropez hasta Cannes. Finalmente visitamos únicamente Saint Tropez ya que no nos acabó de gustar nada demasiado tras haber empezado por esta pequeña ciudad de contrastes.


Llegamos sobre las 10 de la mañana y un ratito después conseguimos aparcar en el aparcamiento del puerto...


... donde volvimos a encontrar lo mismo que la tarde anterior en Mónaco: cochazos aparcados junto al nuestro y lujosos veleros y yates amarrados en el puerto.



Poco a poco nos fuimos acercando al centro neurálgico del pueblo. Desde lejos ya se divisa la característica silueta de la iglesia más importante del pueblo.


Paraditas de cuadros pintados a mano...


Animadas partidas de ajedrez casi de campeonato...


Y finalmente nos plantamos bajo Notre Dame de l' Assomption.


En la parte alta del pueblo existe un castillo antiguo: La Ciudadela. A donde nos dirigimos tras callejear un poco por calles semi-peatonales.


En la entrada de La Ciudadela.


Desde lo alto del castillo se obtienen bellísimas vistas sobre la ciudad.


Curiosa edificación en el interior de La Ciudadela, donde guardan reliquias de épocas pasadas y recuerdos de antiguas batallas.


Un curioso personaje se paseaba a sus anchas llamando a sus congéneres, que no andaban lejos.


Abandonamos el castillo y nos volvimos a mezclar con la enorme cantidad de gente que empezaba a atestar las calles. Eran pasadas las 13 h y decidimos marchar de la ciudad con un buen sabor de boca.


Nos sorprendió gratamente lo que vimos y no dudamos en recomendar una visita a quien pueda acercarse en cualquier momento a este trocito de Mundo Glamouroso... eso sí, no olvideis que los yates y los deportivos de lujo también se mojan bajo la lluvia.

3 comentaris:

GeMe ha dit...

Veo que detrás del Ferratero... tambien existe un turista...

Kepa ha dit...

un turista de chancleta...este Marc se nos está echando a perder....

JEJEJJEE

Raul ha dit...

Hay que conocerlo todo, montaña, turismo, lujo y dinero, para que asi cada uno elija su camino.

Bonito reportaje.
Saludos.