9 de juny de 2007

Volando en Margalef

Si una cosa he aprendido desde que hemos empezado a escalar bordillos en las diferentes escuelas de escalada que hemos visitado, es que los escaladores pasan calor, mucho calor.


El sábado 8 de junio nos plantamos a las 14 h en Margalef, una pueblecito del interior de Tarragona famoso por sus paredes verticales. Allí nos juntamos con varios amigos del foro de mendiak.net.


En las horas que pasamos allí pudimos disfrutar de las vías de escalada deportiva aprendiendo de los maestros escaladores.


Aprendimos a ir de primero en una vía. Eso tiene más gracia que seguir los pasos de alguien yendo atado de una cuerda.


También aprendí a volar, concretamente unos 4 metros. Aunque el aterrizaje fue suave, la suela de los pies de gato quedó para el arrastre.


La noche la pasamos en el refugio de montaña de Margalef, donde disfrutamos de una copiosa cena que nos preparó el cocinero del refu.


A la mañana siguiente, sin tanto calor como el sábado, atacamos otras vías distintas a las del día anterior.



A mí me pasó factura el vuelo del día anterior y no pude más que sacar una vía de primero.



Hasta Leire, la hija de Josu, se propuso escalar una vía de IV grado.


En definitiva, una cansada actividad que se vuelve asfixiante si el calor aprieta; menos mal que la buena compañía y el buen humor hacen más llevadero el calor.

4 comentaris:

ldiegoes ha dit...

jajajajjaja.. que bueno!!! jajajaja

Entre tus comentarios y los de mendiak, no paro de reirme... jajajaja

Joana ha dit...

Un buen fin de semana, sin duda. Disfruté mucho esos días, aunque quien no disfrutaría con un compañía y un lugar semejantes??

:))))

Joan González ha dit...

Que pasa nennnnnnnn... a las 2am. no son horas, es la hora de los lagartossssssssssss.

salut

joan

Fer ha dit...

Aprendiendo a volar. Importantísimo, sin duda.
Mucho ánimo con esos progresos.
Slds.