3 d’agost de 2007

En casa

Tras unas semanas de auténtico frenesí por culpa del traslado y la mudanza, ya podemos decir que hemos regresado. Justo ahora, cuando el verano aprieta, las noches se tornan más agradables lejos del mundanal ruido de las bulliciosas calles de Barcelona.


La tranquilidad se respira en nuestra nueva casa a pesar de que tenemos por delante un montón de tareas pendientes.

2 comentaris:

Zieft ha dit...

A ver cuando organizas una barbacoa para inagurarla!!!

Komando Butifarra...;)

rosa ha dit...

Felicitats parella, ha de ser molt agradable viure fora de Barcelona!!!!

Propera KDD MENDIAK a casa vostre!!!!!!!!!

un petó.