28 d’octubre de 2007

Paso a paso

Esculpir es un arte, pero si encima la escultura se puede comer...


Carmina estuvo el otro día en un curso de modelaje de pasteles. No me pregunteis cómo de una bola blanca de azúcar y algo más como esta se puede conseguir el resultado final.


Poco a poco se van viendo resultados...


Un buen rato después esos resultados van tomando forma.


Paso a paso ya vamos viendo cómo se prevé el resultado final.


Últimos retoques...


Y ahora a descansar.

8 comentaris:

igertu ha dit...

No te da pena comértelo??????????

Marc ha dit...

No he podido ni probarlo, porque es un regalo para nuestra sobrina que cumple un año el domingo y no se puede ni tocar....gggrrrrrrr

Joana ha dit...

Definitivamente: Carmina es una artista!!!! plas, plas, plas, plas.

rosa ha dit...

Que manitas tiene mi niña!!!!!!!! hija es que lo bordas...

Anònim ha dit...

Qué bonito!!! y... qué bueno tiene que estar!!! Yo quiero uno de esos para mi cumple, jaja

Harri ha dit...

Ya he leido y visto lo del Kilimanjaro.Y he disfrutado.
Por cierto, después de ver ( aún no todo) el blog, me declaro nuevo fan, y en adelante asiduo lector.

El pastel precioso.Da pena comerlo.
Yo lo embalsamaría.

Kepa ha dit...

jejejjej sufre un poquito como sufrimos nosotros habitualmente malandrín!!!

ldiegoes ha dit...

Osti tú... Carmina es la caña!!!

Si parece de verdad y tó