28 de gener de 2007

Encuentros en la tercera fase...

Con ese título se conoce una de las mejores películas de Steven Spielberg. Se trata de un tipo que se obsesiona con una imagen que aparece en su mente y trata de localizar esa imagen en el mundo real.


Descubre que se trata de la Devil's Tower (Wyoming) en Estados Unidos y se traslada hasta allí para tener la experiencia de contactar con unos extraterrestres que vienen de otro planeta...


Los encuentros a los que me refiero en el título de este post no tienen nada que ver con extraterrestres, pero son casi igual de extraños que los que narra la historia de la película: el encuentro se produjo en un chiringuito frente a las playas de Barcelona...


Tan acostumbrados estamos de ver a nuestro amigo Kepa en las montañas de Euskadi, o en los Pirineos; que compartir con él una cerveza, unos chipirones y unas patatas bravas en el paseo marítimo de Barcelona fue una experiencia realmente extraña. ¿Dónde y cuándo le volveremos a encontrar?

21 de gener de 2007

La arista del pico de Algas Norte 3032 m

Es domingo. El despertador suena... son las 5 a.m!!!! Me he olvidado de cambiar la hora...
Es domingo. El despertador suena... son las 6 a.m. Nos desperezamos y bajamos a desayunar. Entre que recogemos los bártulos, preparamos las mochilas y nos calzamos las botas, son las 7:30 a.m. cuando nos disponemos a empezar la dura ascensión que nos espera de casi 1400 metros de desnivel positivo. Nuestro destino: el pico de Algas Norte, de 3032 metros.


Las luces el alba nos alcanzan cuando ya hemos salvado casi 200 metros de desnivel y nos encontramos en uno de los pocos llanos que nos ofrecerá el camino. Acabamos de salir del bosque sobre el Balneario de Panticosa.


De momento el terreno se mantiene libre de nieve y el hielo empieza a aparecer esporádicamente en forma de placas de distintos tamaños.


Cuando la nieve empieza a teñir de blanco el suelo que pisamos, nos encontramos a casi 2000 metros. Decidimos calzarnos los crampones. Todavía nos falta un largo camino hasta alcanzar la cumbre.



Nuestro paso es lento pero seguro.



Un par de canales de nieve dan paso a interminables pasillos blancos que nos conducen de terraza en terraza hasta alcanzar, tras un interesante flanqueo horizontal, la última pala antes de llegar al collado que nos situará frente a nuestro objetivo.



Todavía nos faltan unos 200 metros de desnivel en un valle colgado cargadito de nieve que permite que disfrutemos de un manto virgen donde debemos abrir huella, otra vez. Tras una última pala de nieve nos situamos en la cota 3030 m, donde nos sacamos la foto de cumbre los 4: Joana, Luís, Carmina y yo. Es es único sitio donde cabemos juntos...


Una fina arista de nieve con huella marcada conduce a la cumbre del pico. No es difícil, así que decidimos pasar por turnos.


La bajada la hacemos muchísimo más rápidamente que la subida, practicando autodetención con piolet. Unos cientos de metros más abajo nos quitamos los crampones para terminar nuestra jornada montañera 10 horas más tarde de la hora de inicio. Un refresco y unas risas en el refugio marcan el punto y final de esta ascensión a un tresmil en invierno. Hemos pisado nieve, aunque de momento sólo hay nieve en las más altas cumbres.

Esta semana ya está nevando fuerte en el norte, así que a partir de ahora el manto blanco cubrirá, esperemos, los montes hasta bien entrada la primavera. Desde aquí os insto a consultar los partes de tiempo, a medir los riesgos en la montaña, a preveer los riesgos de aludes, en definitiva, a no arriesgar. Ningún monte vale un solo dedo de la mano. Que lo sucedido a quienes han fallecido en el monte nos sirva de advertencia a todos.

20 de gener de 2007

Arroyetas: hielo y nieve

El sábado por la mañana salimos de Barcelona sobre las 6 a.m. dirección al valle de Tena en Huesca. Desde el puerto de Montrepós pudimos ver la poca nieve que hasta la fecha cubría las altas cumbres.
Sobre las 11:30 a.m. empezamos a caminar desde el aparcamiento de la estación de sky de Formigal. La ausencia de nieve es alarmante a mediados de enero.


Un rato más tarde, no muy lejos de nuestro punto de partida tuvimos que ponernos los crampones en las botas ya que, a pesar de la ausencia de nieve, el camino estaba cubierto por una importante capa de hielo duro que hacía peligrosa la progresión.


En ocasiones las placas de hielo eran inmensas.


Sobre la cota 2000 empezamos a pisar nieve. Puesto que nuestro horario era bastante tardío, desechamos el plan inicial de llegar a los lagos de Anayet para posteriormente atacar de frente el collado entre Anayet y Vértice de Anayet para ascender este segundo pico. En su lugar optamos por la opción más blanca: seguir el evidente trazo de huella en la canal de nieve que ascendía directamente a la base del pico más alto del cordal de Anayet: el Arroyetas (2573 m).


Atrás dejamos el pico de Anayet (izquierda) y su vecino, el Middi d'Ossau, en el lado francés.


Tras interminables palas de nieve en condiciones no tan óptimas como hubiésemos deseaso, alcanzamos la cresta que une Arroyetas y el Vértice de Anayet. Allí dejamos las mochilas para atacar sin peso la última pala en terreno mixto (roca y nieve).


Antes de alcanzar la cumbre, una arista bastante estrecha y con bastante ambiente nos hace extremar precauciones. Al final, panorámica desde la cumbre a las 15:30h.


El regreso por el mismo camino lo hicimos practicando paradas de seguridad en la nieve y jugando un poco con el hielo que cubría el camino. Alcanzamos la oscuridad del aparcamiento de la estación de sky sobre las 18h. Nos marchamos al encuentro de Luís y Joana, con quienes pasaríamos la noche en el Refugio de Piedra, junto a los Baños de Panticosa para seguir pisando nieve al día siguiente.

3 de gener de 2007

Montserrat: 20km andando

El pasado miércoles día 3 de enero quedé con Javi en Collbató. Eran las 8 de la mañana cuando dejamos su coche en las inmediaciones de las Cuevas del Salnitre en la vertiente sur de la montaña, ya que los planes iniciales de dejarlo en el monasterio de Montserrat se vieron alterados por un desprendimiento acontecido unos días antes y que tenía medio bloqueada la carretera que allí asciende desde Monistrol.
Así pues nos encaminamos hacia Can Maçana en un extremo del macizo para empezar a caminar sobre las 8:30 h, justo cuando las primeras luces iluminaban la zona de Les Agulles.


Nos dirigimos por GR hasta Coll de Porc donde nos adentramos de lleno en la espesura de los bosques que tiñen de verde las estrechas canales de acceso a las distintas cumbres desperdigadas por el macizo. Ese día ascendimos a tres de esas cumbres.
Uno a uno fuimos dejando atrás diferentes collados que nos hacían ganar y perder altura rápidamente.



Alcanzamos la cumbre de Montgrós, 1131 m, un par de horas después de iniciar nuestro camino. Desde allí las vitas hacia Sant Jeroni, techo del macizo, son brutales.



Nos metimos de lleno en la más espesa de las canales que ese día atravesamos, la del Migdia hasta llegar a la zona de l'Albarda Castellana, 1158 m, donde paramos a reponer fuerzas antes de atacar la cumbre del macizo.



Unos minutos más tarde coronábamos el Sant Jeroni, estábamos a 1236 m.


Desde allí, el camino cambió radicalmente, ya que lo que hasta ese momento habían sido caminos estrechos de grandes desniveles de golpe tanto de subida como de bajada se convirtió en una agradable caminata por una pista con unas impresionantes vistas panorámicas de todo el macizo de Montserrat con algunos de sus más emblemáticas cumbres a la vista: Sant Jeroni, Montgrós, Cilindro, Albarda Castellana, Panxa del Bisbe, Cavall Bernat, Elefant...


Para bajar hacia Collbató a recoger el coche nos metimos de ello en una de las canales que atraviesa la Serra dels Monjos e hicimos un flanqueo por la cara sur del macizo hasta alcanzar, tras 20 km de ruta, el coche de Javi, con el cual fuimos a recoger el mío.

Mantecados nevaditos

¿A quien le apetece un mantecado nevadito de azúcar glass para desayunar?