28 de juliol de 2008

Día de playa

Tras muchísimo tiempo sin ver el mar, el pasado lunes aprovechamos que Carmina tenía fiesta y nos fuimos a la playa la Boadella en Lloret de Mar.


Entre baño de sol y baños de agua salada pasamos allí algo más de tres horas desconectando de todo, escuchando la monótona canción del mar muriendo en la orilla, una canción que dejaba paso de vez en cuando al ruidoso golpe de mar contra las rocas. Así es la Costa Brava, y así la disfrutamos.