26 de juliol de 2009

Escapada a Euskadi

Es sábado por la tarde del último fin de semana de julio. Acabamos de llegar a casa de Kepa, su nueva casa, donde estaremos alojados durante el par de días de nuestra visita relámpago a Euskadi. Haremos un poco de todo.
Por la tarde del mismo sábado nos damos un paseillo por la ría de Bilbao, un poco de Puppy y un poco de Guggenheim antes de acercarnos al Casco Viejo de la ciudad.

Una tapas para ir abriendo el apetito


La mañana del domingo se reserva íntegramente para la ascensión al pico Orixol desde el puerto de Urkiola.


Sí foto = sí cima.


Un descanso en casa por la tarde antes de dirigirnos de nuevo a Bilbao, más concretamente al estadio de San Mamés para asistir al segundo concierto de este año... ¿de quien?

Evidentemente, del Boss.


Tras saludar a Hugo, un amigo de la infancia, al que localicé gracias a las pantallas gigantes del estadio; nos dirigimos a casa y el lunes por la mañana regresamos cada mochuelo a su olivo.