19 d’agost de 2009

El río

Una actividad que merece la pena comentar aparte dentro de las aventurillas del verano es el primer bañito en el río de Kira. Una de las tardes en el pueblo nos dedicamos los tres a ir de paseo por los alrededores del río Maimona.

No tardamos demasiado en alcanzar el agua bajando por senderos que utilizan los bañistas para bañarse en las frías aguas de las pozas que el río crea enmedio del caos de grandes rocas.

Carmina decidió probar suerte metiéndose un poco ella a ver si Kira se metía también... meterse se metió pero se asustó bastante al no hacer pie.

Decidimos regresar a casa porque se nos hacía tarde y regresamos a al mañana siguiente tratando de localizar una poza más accesible para sus patas.

La localizamos y conseguimos tranquilizarla al ver que hacía pie.

Un poco más tarde regresamos a la misma poza del día anterior y aprendimos a nadar pese al stress del momento.

Una vez mojada y fuera del agua se tranquiliza mucho más... nos queda un largo camino por recorrer porque parece ser que nos ha salido, al menos este primer año, una perra poco acuática.