27 de desembre de 2009

Raketada desde Tuixen

Tras las comilonas de la primera tanda de fiestas navideñas aprovechamos que un grupete de amigos de Bilbao se animaba a pasar unos días en Catalunya para organizar una salida raketera por la zona del Port del Compte. Mucha nieve y muy buen día nos esperan mientras nos preparamos a los pies de la estación de Ski.

Primeros pasos por la nieve tras "colarnos" en la estación. El pister, un encanto de hombre, nos amotxó pero nos dejó seguir.

Una vez metidos en faena con las raketas en los pies. El bosque estaba de lujo.

Primer vistazo en condiciones de la primera de las dos cimas que ascenderemos: la Tossa Pelada.

El Pedraforca, imagen inédita de su cara oeste, todo nevado.

El bosque, una estampa navideña total.

Carámbanos camino de la cima.

Intenso viento nos esperaba en la cima de la Tossa Pelada: 2379 m

La siguiente parada, tras el jameo, el Turó dels Quatre Batlles.

Cima: 2387 m.

El descenso un poco largo y la negativa de algunos bares a prepararnos bocatas calientes nos condujeron gracias a la buena memoria de Joan, a un pequeño restaurante casolà donde nos dieron de comer el mejor chuletón que he probado en mucho tiempo.