2 de gener de 2010

Gallina Pelada. 2327 m

Año de nieves, año de bienes... o eso dicen. El año ha empezado con mucha nieve en cotas bajas; o sea que en cotas altas, la cosa tiene que estar bien cargadita, es por ello que cumpliremos la antigua promesa de llevar a mi sobrina a la nieve. Paradita de rigor frente al omnipresente Pedraforca.

Alcanzamos la zona del refugio de la Pleta a los pies de la Serra d'Ensija. Allí dejamos el coche y nos equipamos para ascender a la gallina Pelada por su cara norte.

Una barrera bloquea el paso unos metros más adelante.

Primeros pasos por el hielo que cubre la carretera.

En un pequeño merendero junto a la carretera iniciamos la ascensión por unas enormes placas de hielo que nos obligan a calzar los pinchos.

Primer contacto con la nieve.

El sendero asciende fuerte por entre árboles, no hay apenas vistas claras a lo lejos en ninguna dirección.

Un descansito con la barriga en la nieve, un lujo al alcance de pocos.

Parada de rigor un momento antes de pedir que saque bocatas de la mochila.

Los tres en la nieve.

Pedraforca y Serra del Cadí cubiertos de nieve, un espectáculo digno de contemplación.

Primeras vistas hacia la Gallina Pelada.

¡Qué bien le sienta el blanco a esta perra!

Dejamos atrás el refugio Delgado Úbeda en nuestro camino ascendente hacia la cumbre.

Últimos metros, ya casi llegamos le dijo el tío a su sobrina.

Por fin la cima: 2327 m