29 d’agost de 2010

Las primeras cimas de Irene

El domingo por la mañana nos sorprendió un tiempo fresquito y un cielo gris que se distanciaban de la tónica de calor sufrida los últimos días. Habíamos planificado una minikdd con Carles y Bota80 del foro de www.mendiak.net, pero finalmente otros compromisos les impidieron contemplar el estreno montañero de nuestra peke quien, con un poco más de dos meses, ha subido ya sus primeras dos cimas. Papi la carga y mami le da de comer, ¿qué más se puede pedir?.
A las 8 a.m. entramos en Sant Antoni de Vilamajor, en las faldas del Montseny. Desde aquí ya vemos claramente el cordal que vamos a recorrer.

Recorremos casi 9 km de pista forestal en regular estado desde Sant Pere de Vilamajor hasta alcanzar la cadena que impide el paso a la ermita de Sant Elies. Allí aparcamos.

Caminando alcanzamos en 5 minutos la ermita, una curiosa cosntrucción que nos sorprende por lo poco que parece una iglesia. A lo lejos el Turó de Samon, el primer objetivo del día.

Descendemos por fantasmagórico sendero boscoso que se inicia tras la ermita.

Un tramo de pista desde el Collet de Sant Elies nos acerca al inicio de la Carena de la Cova, señalada en rojo.

Tramos realmente escondidos del sendero.

Finalizamos la ruta por bosque en la zona de La Cova, donde un llano herboso, el primero de muchos, nos recibe antes de acometer la senda que nos acerca al Samon.

Unos cuantos helechos.

Unas cuantas rocas monte p'arriba.

Y alcanzamos el vértice geodésico a 1273 m

Foto de la primera cima de Irene con apenas un par de meses.

En la misma cima Irene se amamanta mientras decidimos seguir adelante con el plan inicial. Al fondo nos espera el Sui si es que no se nos pone a llover y decidimos abandonar antes. La vía de descenso se encuentra a medio camino entre ambos picos.

Iniciamos el cordal en estos primeros compases bastante amplio.

Descenso rocoso que mejor no encontrar nunca mojado.

A correr tocan... se oye algún trueno lejano provinente de la costa.

Atravesamos el cordal y viendo que el tiempo aguanta decidimos seguir adelante hasta el Sui. En ocasiones el sol parece iluminar nuestra marcha.

Avituallamiento.

Curioso buzón de cima.

Cumbre del Sui 1311 m con un viento bastante molesto. No hay vistas ya que tanto el Matagalls como el Turó de l'Home tienen una buena txapela de nubes encima.

Descenso hasta zonas menos venteadas hasta más o menos la mitad del cordal que nos separa del Samon, al fondo en la imagen.

Un gran hito señala el punto de descenso.

Hay que seguir la pista hasta encontrar una balsa de agua no potable.

Desde la balsa un sendero propenso al zarzing nos espera.

Un tramo boscoso nos separa del laberinto de pistas que nos espera, menos mal del mapa.

Foto del bosque.

Ya podemos ver, desde la pista, la ermita de Sant Elies, nuestro punto de inicio y final de ruta.

Mariposa.

Al final de la jornada, tras 610 metros de desnivel acumulado habiendo comenzado a unos 970 metros de altitud y un sinfín de sube-bajas; el Montseny se despeja entero y podemos capturarlo en la cámara por unos instantes.

Foto-finish al llegar al coche.