22 d’agost de 2010

Torreneules 2711

Hace tiempo que buscaba el día de hacer una escapada a Pirineos para intentar subir el Torreneules, una cima de 2711 m de altitud enclavada en las inmediaciones del refugio de Coma de Vaca, entre Núria y Ulldeter. Me decidí a atacarlo desde la tortuosa pista que asciende desde Tregurà de Dalt hasta los 2000 metros. Allí llegué cuando el sol iniciaba su ascendente recorrido.

Eran las 8 a.m. cuando empezamos a caminar. El día se presenta fresquito de momento y nos abrigamos un poco. Un soft para mí y el abrigo de pieles para Kira.

Los primeros pasos por pista nos conducen hacia un pequeño estanque natural donde se acercan a beber los caballos y el ganado. A la izquierda el Balandrau y a la derecha el Pic de la Font Lletera.

Dirigimos nuestros pasos hacia el collado entre ambos denominado Coll dels Tres Pics, no sin antes tropezar con la citada Font Lletera.

Al llegar al collado, una amplísima panorámica nos permite observar desde el Puigmal a la izquierda en la lejanía hasta el Bastiments a la drecha. Nuestro objetivo de hoy, el Torreneules se yergue majestuoso y puntiagudo señalando el cielo.

Siguiendo marcas amarillas nos adentramos en las sombras dirección al refugio. Vamos a perder algo más del total de desnivel ascendido situándonos bajo la cota 2000.

Panorámica desde las inmediaciones del refugio. A la izquierda el camino que va a Queralbs al centro se abre nuestra ruta mientras que a la derecha el camino nos llevaría hacia Ulldeter pasando por el Coll de la Marrana.

Atravesamos el río por una zona más o menos accesible. Junto al refugio hay un puente según señala un cartel, pero nos desviaba de nuestra ruta, así que lo dejamos estar y cruzamos a la antigua usanza: por encima de las piedras intentando no meter la bota en el agua.

Merecido descanso antes de acometer la segunda parte de la ruta, más solitaria si cabe que la primera parte.

Un sinfín de chillidos delatan a las marmotas que huyen despavoridas al mínimo indicio de acercamiento humano o animal.

El valle se abre ante nosotros. Vamos junto al río con tendencia a la izquierda donde deberemos girar 90º para ascender los 300 metros de desnivel hasta el collado que separa el Torreneules del Cim de la Coma del Clot.

Localizamos sin problemas el desvío a pesar de estar un poco borrado.

Penosa ascensión ya que el calor comienza a apretar. Estamos cerca del camino que asciende desde el Santuario de Núria. Vemos llegar a tres personas.

Cruz en el collado.

Últimos metros entre roca suelta que nos hace agudizar los sentidos para no caer.

Foto de cima, una cumbre plagada de molestos mosquitos que se meten incluso por debajo de la camiseta.

Descendemos por la cresta, que desde abajo se antojaba sencilla pese a no estar señalizada en el mapa con un itinerario claro. Finalmente, unas trazas de antiguo camino son suficientes para orientarse hacia la zona baja de la arista.

Merecido descanso antes de descender de nuevo al refugio. A lo lejos se observan los casi 400 metros que debemos volver a remontar para alcanzar el camino de regreso a casa.

Cualquier torrentera es buena para echar un trago. Son las 14 h y el sol aprieta fuerte.

Descansando en el Coll del Tres Pics. El Torreneules se despide hasta otra ocasión.

Sólo nos queda descender 300 metros y pico por pista y terreno cómodo. Las piernas y sobretodo las rodillas acusan el cansancio.

En total han sido algo más de 18 km y 1363 metros de desnivel. No está mal dado el parón obligado en las actividades montañísticas.