26 de juny de 2011

CINGLO DE CASTILLEJOS

Nos hemos levantado esta mañana y, como ayer, el coche aparcado al sol hace temer una calurosa jornada. Hoy dejaremos a Kira en casa que se recupere un poco de la larga ruta de ayer, ya que el calor hizo mella en su cuerpo y está visiblemente cansada.

Desde Zucaina, la carretera nos permite intuir el Cinglo de Castillejos, nuestro objetivo para hoy.

Panorámica desde la carretera del magnífico espectáculo montañístico de la zona.

El itinerario lo iniciamos en la misma carretera de la Puebla de Arenoso a su paso por Montanejos, justo enfrente de la Fuente de los Baños.

El sendero se separa del de la Bojera apenas 50 metros más arriba del inicio de éste.

En esta ocasión, igual que ayer en la ascensión al Morrón de Campos, seguimos doble marca blanca.

Estudio exhaustivo de la corteza de todos y cada uno de los pinos del pinar.

Un trago de agua ahora que papi se ha acercado un poco con el camelbag.

Un pequeño descanso. Hace calor y, aunque la ruta es corta, no hay que subestimarla.

Indicador de las zonas de escalada. Un lujo ver cómo está todo de bien cuidado y señalizado.

El camino zigzaguea monte arriba para rodear el Cinglo de Castillejos y acercarnos a su cima.

El sendero es bastante cómodo pese a que en algún momento hay que estirar un poco más las piernas.

En todo momento estamos sobre el barranco del río Maimona.

Por fin superamos el pinar y echamos vistas hacia la parte final del recorrido.

Atrás dejamos el cobijo del pinar y su sombra para adentrarnos en terreno más seco cubierto de baja vegetación.

Una vez llegados a este punto, el monte parece inexpugnable; aunque un sendero marcado nos permite seguir nuestro ascenso.

El Morrón de Campos preside la ascensión.

Marcas blancas en postes indicadores nos marcan el sendero a seguir. Al fondo el Monte la Copa.

Últimos metros antes de alcanzar la cima del Cinglo.

Instalación en la cima de Castillejos.

Cartel que indica a los escaladores por dónde descender.

Cinglo de los Castillejos visto desde el final del cordal, allí donde los rápeles de las Catedrales.

Vistas desde la cima hacia la zona de los Estrechos del río Mijares.

Foto familiar en la cumbre del Cinglo de Castillejos a 720 metros.

Panorámica desde la cima.

Para el descenso, Irene se duerme en la espalda de papá.

Y mamá puede bajar ligera cargando únicamente con la mitad del agua del camelbag en su mochila y poco menos que una docena de almendras que nos han sobrado del tentempié en la cima.

El rápido descenso nos conduce hacia el río, donde hoy sí nos esperan las piscinas naturales de Montanejos.

La Fuente de los Baños, un lugar de aguas termales que calientan el río hasta dejarlo a una temperatura constante de 25ºC durante todo el año y que hacen del baño una delicia digna de sultanes.

Comemos los bocatas que hemos traído y después, al agua. Buscamos una par de pozas solitarias donde disfrutar del agua.

Mis dos princesas en remojo.

Irene se lo ha pasado en grande con el agua y el trabajo ha sido nuestro para convencerla para salir...

Por último, antes de olvidarme, un croquis del ayuntamiento de Montanejos con la ruta realizada hoy.


2 comentaris:

igertu ha dit...

Bon dia familia,

La enana está para comerla!!! aprovechad ahora que crece a una velocidad....

Petonets,

Marc ha dit...

Hombre Joseba,,cuanto tiempo sin saber de ti. Besos a Bea.