17 d’agost de 2011

JACKSON HOLE & BYE BYE

Tras la vista al Yellowstone Canyon y después de conducir un par de horas largas dirección sur atravesando el Grand Teton National Park, llegamos a Jackson Hole para pasar la última noche en USA.

Pero nos quedan unas horas de turisteo por la tarde y las aprovecharemos, así que nos acicalamos un poco y... ¡al ataque!.

Se trata del típico pueblo de las películas. Muy pintoresco y con una acentuada exaltación de lo más típico del Far West.

Una tienda de pieles tras otra se intercalan con las numerosas tiendas de souvenirs.

El abrazo del oso...

Mis cowgirls.

Un carruaje que te da la vuelta al pueblo espera al turista en una de las esquinas de la más famosa plaza: Town Square.

Uno de los cuatro arcos que adornan las esquinas de Town Square. Hechas con cientos de cornamentas de ciervo unidas entre ellas. Para no asustar, las cornamentas se mudan cada año, por lo que no se ha matado ningún animal para confeccionar tan singulares esculturas.

Million Dollar Cowboy Bar, un clásico del lugar.
Estatua de un cowboy en pleno rodeo en Town Square.

Las chicas en Town Square.

Y para cenar, un clásico: Billy's; allí donde hacen las hamburguesas más jugosas de todo el Far West.

Con un aspecto retro de cafetería de los años 50 nos espera.

Un trato muy amigable por parte de los camareros y el cocinero hicieron corta la espera de nuestra cena.

Irene se animó con sus patatas fritas.

Giant cheeseburguer with bacon and fries...

Tras la cena, un paseo alrededor de Town Square visitando las tiendas de souvenirs y haciendo un poco de turisteo.

Última imagen antes de irnos al hotel. Tenemos que preparar la maleta ya que el vuelo de mañana sale a las 8 a.m. y hay que madrugar.

Son las 7:30 a.m. del 17 de agosto hora de Jackson Hole. Me dirijo al avión tras haber conseguido facturar las maletas a destino y ponernos en marcha con los tres aviones que tenemos que coger antes de llegar a Barcelona.

Mientras me acerco la escalinata del avión no puedo dejar de mirar con nostalgia las cumbres lejanas del Grand Teton. Están tan cerca y a la vez tan lejos... Quien sabe si nos volveremos a ver. Me vienen a la mente mil imágenes de días atrás en Grand Teton y Yellowstone N.P.; no sé con cual quedarme, pero lo que sí me llevo son unas ganas enormes de repetir la experiencia, y espero que no tardemos mucho en repetirla.

Primer vuelo de Jackson Hole a Chicago, un ratito de descanso antes de emprender rumbo a Montreal y allí coger el último avión que nos hace llegar a Barcelona el día 18 de agosto a las 7:30 a.m. hora local. Menudo palizón... Ahora sólo queda recuperarse del jetlag y poner en orden los 15 Gb de fotos que nos traemos.