4 d’agost de 2011

MONTE LA COPA

Salida familiar en Montanejos para ascender al Monte la Copa, cuyo mirador se sitúa sobre la población y ofrece unas magníficas vistas del lugar. Le teníamos echado el ojo tras las rutas recorridas hace un mes por allí.

Dejamos el coche en un rincón de tierra cerca de la carretera que va de Montanejos a Zucaina, justo al lado de un palo que indica el sendero del Monte la Copa y el sendero de los Estrechos, que trataremos de recorrer en otra ocasión. Me cargo a Irene a la espalda y comenzamos la ruta, que se prevé corta y calurosa.

Sólo hay que ir siguiendo la doble marca blanca desde el coche hasta la cima, separada de nosotros unos cientos de metros.

El inicio es una pista a medio asfaltar sobre Montanejos que ya ofrece vistas al Cinglo de Castillejos.

Al poco de caminar, un palo indicador separa los caminos de Estrechos y la Copa. Seguimos la senda que sube al citado monte.

Cambio de montura y comenzamos a caminar dentro del joven pinar. El calor es sofocante, hemos salido tarde y se nota.

No hay pérdida, vamos subiendo poco a poco hasta llegar a un llano desde donde observar el imponente Morrón de Campos al otro lado del valle.

Desde la Sierra de Espadán hasta el embalse de Arenoso, las vistas desde esta parte del recorrido asombran.

No nos demoramos demasiado, ya que nos esperan unos buenos bocatas en la cima. Seguimos monte arriba siguiendo la senda bien marcada.

Ya echamos vistas a la cercana cima. Un momento de descanso en el camino para refrescarnos.

Cliché de lo que era "mi excursión": ver cómo Irene se quita el gorrito y lo tira al suelo mientras se despide con la manita... Menos mal que le fuimos echando agua en la cabeza para refrescarla, porque si nos tenemos que fiar de que se deje cubrir la cabeza...

El recorrido atraviesa una zona de viejos bancales abandonados.

Llegamos por fin a la fuente de los Tres Hermanos, en un rincón del camino entre los bancales. Agua fresquita a la sombra.

Nos queda la parte más empinada de la ruta. Nos vamos acercando a los contrafuertes rocosos que comenta la reseña que traemos.

Una sencilla trepada (lo de apoyar las manos es más para sacar la foto que para nada más) nos acerca a nuestro objetivo... ¿Quien no lleva sombrero?

Terreno más o menos despejado en la parte alta del monte.

Llegamos a un palo indicador que nos cerca al mirador del Monte la Copa, nos quedan sólo 100 metros. El otro camino sigue en recorrido circular por la otra vertiente del monte, pero desechamos la opción dado que la pista que recorre el monte en su parte baja, la cual vemos desde la cima, tiene pinta de ser más calurosa si cabe que el resto del recorrido que hemos subido.

Panel indicador de las vistas desde la cima.

Vistas desde la cima.

Foto de cumbre a 843 m.

Descenso por el mismo camino de subida con Montanejos como punto de referencia.

Quien lleva puesto, ahora sí, el gorro?. Menos mal, porque ya no tenía más agua para echarle por la cabeza... je je je.