10 d’agost de 2001

PICA D'ESTATS, EL PRIMER 3000

Recién llegado de Picos de Europa y con fuerzas y ganas suficientes, cojo el coche y de dirijo a Àreu en el Pirineu de Lleida donde localizo la larga pista de tierra que me deja en una explanada donde aparco el coche y me dispongo a pasar la noche. Por la mañana temprano, apenas recién estrenada la primera luz del día, paso por el refugio de Vallferrera dirección a la Pica d'Estats, el que será mi primer tresmil.


Me esperan unas 5 horas de ascensión a buen ritmo, así que me lo tomo con calma.


Atravieso la zona que te acerca a los ibones bastante rápido aprovechando la fresca de la mañana y me junto con un par de montañeros que llevan días haciendo cumbres por España, hecho que me da una buena idea para mi propio periplo que realizaré en breve. Desayunamos un poco de pan con unas latas de sardinas antes de llegar al Estany de Sotllo.


Desde la lejanía se alza imponente la Pica d'Estats.


Magníficos tonos azules en l'Estany d'Estats.


El sol va ganando terreno y el calor empieza a notarse mientras nos adentramos en la famosa pedrera de la Pica, que presenta nieve en su parte baja.


La llegada al Port de Sotllo nos obsequia con un impresionante mar de nubes hacia Francia.


Y que tiene este aspecto desde la cima de Catalunya a 3143 metros a la que hemos llegado cumpliendo el horario previsto de antemano.


Foto de cumbre en mi primer tresmil.


El descenso lo realizo en poco más de tres horas cumpliendo así con la previsión de 8 horas 30 minutos que había estimado iba a tardar. Eso sí, el descenso me deja las rodillas destrozadas.