9 de desembre de 2011

TORRASSA DEL MORO

En la categoría de "Montaña delante de casa" existe una colina de 413 metros coronada por una torre de vigilancia: la Torrassa del Moro, en el término municipal de Llinars del Vallès. Allí nos dirigimos para intentar coronarla con Irene a pie.

Para llegar a la base hay varias opciones. optamos por la que parte de la carretera entre Dosrius y Argentona, cerca de una cantera siguiendo las indicaciones de la Torrassa.

Dejamos el coche en una pequeña explanada cerca de unas masías medio en ruinas. Un solitario coche hace compañía al nuestro. Irene se encarga de llevar a Kira mientras organizamos lo que vamos a subir.

Esperando el pistoletazo de salida.

Primeros pasos por la pista de tierra que nos acerca a nuestro objetivo.

Irene no quiere saber nada de ir con nosotros y prefiere desmarcarse en solitario.

Hasta que llega el momento de empezar a recolectar piedras y guardarlas en los bolsillos de papá.

Y de mamá, que tampoco se escapa de ir cargando rocas.

Foto familiar a media subida.

Todavía un largo techo nos separa del desvío que debemos seguir a mano derecha siguiendo el GR que nos llevará a la cima.

Una, dos y treeeeeeeeeeeeeeeeeeeeesssss.

¿Quieres un poco de esto que he recogido?

Al FUSS!!!!!

No podemos dejar de lado un magnífico bastón cuando se pone al alcance de la mano...

Finalmente localizamos el sendero que sale de la pista a mano derecha y que nos acerca a la parte alta de la montaña.

Un descanso mientras Kira vuelve de explorar el recorrido.

Madroños maduritos para degustar antes de llegar arriba.

Todos queremos recolectar alguno.

Dando de comer al hambriento.

Los últimos metros son llanos y nos acercan a la parte alta rápidamente.

Torrassa del Moro, restaurada hace poco y libre de los andamios que la han vestido los últimos tiempos.

Foto familiar en la cima.

Nos despedimos de la torre con un fuerte abrazo esperando volver a visitarla pronto.

El descenso lo hacemos por el mismo camino, primero a caballito.

Luego al trote.

Y finalmente al galope. ¡Cómo se nota que la comida está preparada y lista para degustarse!

Croquis de la ruta realizada apta para niños pequeños, ya que transcurre en su mayor parte por pista.


2 comentaris:

Kepa ha dit...

Irene es la segunda vez que sube esa cima jejejejeje. Que recuerdos

MARC ha dit...

La verdad es que sí. Y si contamos cuando Carmina estaba embarazada...