15 d’abril de 2012

Montcabrer

Segunda incursión en poco tiempo en la zona de Cabrils, donde ya fuimos con Mireia y Kepa y, por falta de tiempo, no completamos el orden del día. Nos quedó en el tintero la ascensión a la proa del Mirador de Montcabrer; así que nos decidimos una mañana con tiempo inseguro a atacarla.

Poco reto montañístico, pero sí agradable paseo familiar.

Dejamos de nuevo el coche en la parte alta de Cabrils y seguimos el sendero marcado con postes que va siguiendo el cordal sin apenas desnivel.

La peque de la casa, cada día más mayor y más guapa. Hoy de estreno con su nueva chaqueta.

Magníficas vistas en el inicio del cercano Castell de Burriac.

Ritmo infernal en los inicios por el cómodo sendero. No tardará en complicarse un poco, sobretodo para Irene.

De momento vamos bien y encima el sol luce sobre nuestras cabezas.

Un primer tramo más empinado nos recibe con multitud de raíces que asoman en el suelo.

CACA!!!

La primavera hace días que luce sus bellos colores.

Segundo tramo de raíces. Esta vez más numerosas.

El Castell de Burriac, presente durante toda la excursión.

No nos amedrentamos a pesar de que cada vez el camino nos pone más obstáculos.

Es cuestión de buscar el mejor modo de sortearlos.

Tras subir un buen rato, nos espera un tramo descendente en el que es mejor pedir algo de ayuda si es necesario.

En un punto concreto del camino, a mitad de cordal, nos desviamos hacia el Turó de l'Infern para coronar la montaña. Pronto regresaremos al cordal para seguir hacia Montcabrer.

Corta pero empinada subida hacia el Infern.

Un último tramo rocoso y estaremos arriba. El sol sigue luciendo delante de nuestros ojos, mejor no girarse que detrás nos siguen las nubes.

El mar mirando hacia el este hacia Montcabrer.

Barcelona con Montjuïc al fondo.

Vértice y cumbre a 325 m sobre el cercano Mediterráneo.

Descendemos un poco para regresar al camino que nos ha de llevar a Montcabrer.

Descendemos un poco por pista hasta alcanzar la zona del mirador.

Menudas antenas hay a mitad de camino...

Un último tramo suave nos acerca al final.

Ya se ve la cruz de Montcabrer.

A nuestras espaldas, las nubes han ido ganando terreno y se escuchan truenos desde hace un rato. Es curioso ver que hacia el mar el día sigue radiante.

Foto en el mirador. (307 m)

El regreso lo hacemos por pista hasta enlazar con el camino de subida. Prácticamente ya en el coche, la lluvia nos ha pillado un poco. Dejamos atrás Cabrils y desde la carretera de Mataró podemos observar nuestros objetivos de las últimas salidas, tan cercanos entre sí: Montcabrer y Castell de Burriac.


2 comentaris:

Kepa ha dit...

Brutal. Menuda campeona está hecha!!!

MARC ha dit...

Confirmamos que hubiera sido un error intentarlo el día de la calçotada, ya que se alargó un buen rato al ritmo de Irene.
Con ella a la espalda dormida, como el día de los calçots estaba al llegar al coche, quizás en unos 45 minutos vas, vuelves y haces las fotos pertinentes, pero no era plan ese día teniendo vosotros prisa.