17 de febrer de 2013

BAUTIZO DE HIELO: CASCADA SENSE NOM

Por fin he conseguido escalar en hielo. Ha surgido la oportunidad de conocer de primera mano los secretos del frío hielo en compañía de mi compañero de cordada y amigo Luis, quien se ha ofrecido a bautizarme en el mundo de la escalada azul. Hemos decidido casi sobre la marcha el destino de nuestra salida de hoy. Nos encaminamos al siempre impresionante Pedraforca que nos recibe con legañas a las 7 a.m. A cara lavada al mediodía nos ofrecerá este aspecto.


Dejamos el coche en el mirador de Gresolet donde ya hay varios vehículos aparcados y unos chicos desayunan rápidamente antes de acometer su ruta particular. Dejamos la zona del parking y nos adentramos en la zona norte del macizo donde una pista helada nos recibe con advertencias.


A pesar de la hora tan temprana, no se percibe gran sensación de frío. Cargamos los trastos y a por todas.


Caminamos durante un rato mientras el sol se va levantando perezoso.


Nos adelantan los dos chicos del aparcamiento que se sitúan en la primera de las cascadas que hay en la misma pista, creemos que la llamada del Curset.


Nosotros seguimos un poco más adelante hasta localizar la que nos ha parecido más bella a simple vista. La zona baja de la cascada era una columna de hielo adornada por unos impresionantes carámbanos que chorrean agua por doquier.


El sol va alzándose pero se aleja de nuestras posiciones. A pesar de ello, el deshielo es inexorable.


Durante un rato estudiamos la posibilidad de ir a otra cascada, pero a los dos nos ha llamado la atención por su bella estética. No tenemos ninguna reseña, ya que hemos venido a "jugar" un poco con el hielo y descubrir alguno de sus secretos, así que decidimos meterle mano.


O más bien pinchos.


Detalle de las estalactitas de hielo que adornan la columna principal.


Luis se dedica a tantear la zona antes de meternos en faena. Parece que vamos a probarlo.


Un último vistazo antes de que le asegure y se ponga a pinchar hielo de primero de cordada.


¿Te has fijado bien en cómo metía el tornillo? ¿Te ha gustado cómo he llegado hasta aquí? ¿Me has sacado una buena instantánea?


Pues ale, que me bajo y le das tú un rato, que a mí me da la risa.


Así, sin más me he visto atado al otro extremo de la cuerda; el de quienes suben por la helada pared. Y me he puesto a pinchar en serio.


Posado, que no se diga que no sonrío.


¿Cómo has dicho que tengo que meter el tornillo en el hielo? Ja ja ja, la situación era de traca. Estaba a punto de subir la pared vertical ante la sorpresa de Luis, que me ha pasado material para montar reunión en la parte alta si conseguía darle con éxito a la cascada. 


Sin dudarlo, para arriba. Un corto tramo de hielo vertical y ya lo tengo.


¡¡¡Yujuuuu!!


Preparo con éxito una reunión mientras le explico a Luis, paso a paso, las maniobras que estoy realizando para el aseguramiento. Hace tiempo que no cacharreo con cuerdas y más vale asegurarse.


Con la cuerda por delante, Luis se dedica a pinchar con ganas el hielo bajo su cara. y pronto nos reunimos en el primer rellano de la vía.


Recogemos cuerda y nos acercamos al próximo resalte, un corto y cómodo salto de hielo un tanto tumbado al que Luis le da de primero.


Me ha hecho especial gracia el churrillo de hielo que sale por el tornillo al anclarlo.


Luis en faena. una vez arriba, ha montado la R2 y me ha asegurado para que subiera.


He llegado a este punto con las manos congeladas por culpa de un error. He dejado los guantes en el suelo y se han llenado de nieve. He pasado un buen rato frotándome las manos para desentumecerlas. ¡Qué dolor!. Detalle del hielo.


La tercera parte de la vía, una goulette con nieve en la parte baja y hielo bastante tieso en la salida.


Luis le ha empezado a dar de primero y ha llegado a la base del hielo donde ha situado un tornillo.


Le ha estado dando al último tramo helado, pero finalmente ha decidido descender en Tope Rope hasta mi posición y cederme el turno.


Con la cuerda por arriba llego a la zona del tornillo.


¡Oye, que yo sigo, que lo veo bien!.


Así, de este modo, me he ido encaramando a la cascada de hielo. Primero la zona vertical.


Y luego la salida.


¡¡Yujuuuuu!! (2)


Monto reunión de nuevo y aseguro a Luis, quien saca adelante rápidamente su parte de la faena. Sólo nos queda encarar la última zona de la cascada. Una zona de gradas heladas con un hielo bastante quebradizo.


Estamos llegando al final y a punto estamos de conectar con el sendero que viene del refugio Lluis Estasen.


Luis consigue alcanzar la zona alta y me asegura el último tramo.


Donde disfruto un montón, e incluso me permito el lujo de descender unos metros para repetir el último tramo.


Por fin hemos llegado al final y lo celebramos.


Foto finish con cara de estar disfrutando, en palabras de Luis, como una perraca.


La salida de la vía obliga a hacer un poco de dry tooling por una zona de nieve bastante suelta.


Enfilamos el camino en dirección al refugio para descender al coche, pero Luis ha sido listo y ha localizado un senderillo descendente que nos ha dejado a pie de vía.


Donde hemos hecho la foto oficial de la KDD HELADA.
Cascada Sense Nom: dificultad  60 metros II/3.
Inclinación: pendiente sostenida de 70-80º con algunos pasos (hasta 4 metros) de pendientes casi verticales con buenos reposos y posiblidad de asegurarse en ellos. 
Tipo de hielo: grueso y sólido.
Compromiso: entre 4 y 6 horas de ascensión, normalmente con algún largo en el que haya que ir asegurado. Requiere atención a la hora de seguir la ascensión. Se pueden requerir rápeles o destrepes en el descenso.


Y hemos dejado la vía lista para que otros se metieran en ella.


 Un último vistazo al Pedra antes de marchar. Siempre le llevaremos en el corazón.


Por cierto, gracias Luis por ser mi padrino en esto del hielo. Un abrazo.

12 comentaris:

Luis Dorado ha dit...

Tú estreno en el hielo y madre mia como le has dao!!!!!!eres un crak!!!

MARC ha dit...

Tengo buen maestro, y además los pistachos son un aliciente. Ja ja ja.

MEGA ha dit...

UAALAAAA!!!!
Y esto del bautizo como se hace: Con un trozo de hielo que se deja en la closca para que se derrita o con unas cervezitas en Saldes.

Yo no lo he probado nunca y tiene que ser molón.

MARC ha dit...

Ja ja ja ja. Más bien en Monistrol de regreso.

Luis Dorado ha dit...

Yo maestro? Pues apañaos vamos!! jajajajaja

Igertu ha dit...

Muy buena pareja!!!! enhorabuena por el debút!!Un placer saludaros, y veros en esos saraos, que envidia de cascadas y cercita de casa, quien pudiera!

MARC ha dit...

Aupa, Joseba, a ver si coincidimos algún día que desde hace años no nos vemos!!!

ELSA GARCÍA ha dit...

Qué guay!!!Tindreu que portarme algun dia a fer algo guay de eso que feu vosaltres xd

MARC ha dit...

T'hauràs de portar bé, ja ja ja.

Kepa Castro ha dit...

Brutal!!!! gran pareja!!!!

Lorina ha dit...

Pues enhorabuena por ese bautizo y ahora a por más

JonyMao ha dit...

¡¡Enhorabuena!!
Me da un poco de respeto la escalada en hielo, pero a ver si me animo a probarla algún día, que tiene pinta de muy divertida.
Saludos