31 de març de 2013

CUEVA CERDAÑA (2ª PARTE)

Segunda visita en pocos días a la Cueva Cerdaña, aunque mejor preparados... con un buen desayuno Made in Carmina con churros y chocolate.



Que hemos degustado todos antes de partir hacia Pina de Montalgrao con el resto de familia que aún faltaba por conocer la cueva.



Para chuparse los dedos.


Dejamos el coche en los Corrales del Collado cerca de los aerogeneradores y nos acercamos al cercano Pozo de Cerdaña para llenar las cantimploras.



Generaciones.



El camino es ya conocido, así que nos permitimos un paso más ligero.



De nuevo las Cárcamas, un pico ya en silencio tras mi visita de hace unos días.





Mum & DAd = Me (En definitiva, de tales palos, tal astilla)


¡Qué cansino mi padre con las fotos!


¡A coll! 
Es una gran manera de acercarse a la naturaleza.


Ya en la puerta de la cueva, de nuevo a practicar nudos de ocho y ballestrinques para montar el pasamanos.



Asegurando a Irene.



Y nos vamos hacia dentro de nuevo.



Con la gran columna central, una preciosidad que no me canso de contemplar.



Foto de grupo en el interior de la cueva.


El abuelo, que no ha querido perderse la segunda visita a la cueva.


Formaciones y coladas por doquier.



Foto familiar con la Gran Columna, ésta es la buena.


Una vez visitada la cámara principal, nos decidimos a salir. 
- ¿Te ayudo?
- ¡No!, sola.



Vistas de la zona de entrada vista desde la cueva.


Saliendo ayudándose del pasamanos (repito, no es necesario ni imprescindible; pero sí útil y recomendable). Grado de la cavidad: ni fácil, ni difícil: es PALILIL (Irene dixit).



Me quedo un rato dentro de la cueva para poder sacar una panorámica sin gente antes de abandonarla definitivamente. El silencio invita a los murciélagos a revolotear un poco y soltar algún chillido estridente.



En el exterior unas buenas viandas a modo de aperitivo para reponer fuerzas antes de la comida familiar que nos espera.



La última calçotada del año con productos recién cogidos esta misma mañana en la huerta familiar.


¡¡A comer!!

3 comentaris:

LAURA MARTORELL ha dit...

Quina canya de familia aventurera!

Desiderio el Dromedario ha dit...

Sn duda,lo mejor aqui....son los churros,felicidades!

MARC ha dit...

No lo dudes, Ja ja ja