12 de maig de 2013

Turó de Samont

Tras la última incursión en el Montseny nos quedamos con ganas de más y hoy nos hemos acercado, por la vertiente sur al cordal de Sant Elies hacia el Sui. Hemos subido por la tortuosa pista hasta más allá de Sant Elies para subir por su otra vertiente hasta la zona del Turó de Més Amunt. Allí hemos aparcado y nos hemos preparado para atacar una ruta mañanera ideal para los nenes (aunque Irene se ha quejado de que era una montaña para niños mayores).


De un salto nos ponemos en marcha.


El sendero huye de la pista y se adentra en contínuo ascenso por el cordal.


Minitrepadas para minimontañeras.


Iván todavía mira desde las alturas, aunque pronto tendremos que bajar un poco el ritmo de nuevo para que él nos pueda seguir.


Unos palitos de pan han dado suficiente energía para cubrir la ruta.


Un asiento en forma de rama de árbol para recuperar fuerzas.


Kira, ausente en las últimas rutas se ha sumado a la de hoy con ganas de comerse el monte.


Seguimos antiguas marcas bicolor (ideal para daltónicos...).


En un alto del sendero hemos decidido hacer un pequeño tentempié con vistas a nuestro objetivo el Turó de Samont.


Lidiando con un pistacho cerrado, gran misterio el abrirlo. La solución, en el monte: una piedra.


Recuperados y con ganas de más, seguimos adelante descendiendo unos metros antes de acometer la última subida.


Un rellanito para hablar antes de empezar a subir por la "montaña para niños mayores".


El árbol de las hadas. Hay que enseñar a los niños el respeto por la naturaleza y me ha parecido buena idea hablar a Irene de las hadas de los bosques: unos seres que se encargan de proteger y cuidar a los habitantes del bosque: animales y plantas. Ellas se encargan de dar aviso de cualquier eventualidad y de tratar de solventar los problemas del día a día. Uno de ellos puede ser el de los incendios que asolan cada año los bosques por culpa de quienes no respetan la naturaleza dejando desperdicios por doquier. Las hadas se encargan, en caso de incendio, de avisar a sus amigas las nubes quienes al ser advertidas de los problemas del fuego descargan con fuerza toda la lluvia que les es posible para así proteger el hogar de tantas especies amenazadas cada año por la mano del hombre. ¡ Aúpa las hadas!.


Disfrutando de la primavera con sus flores, sus abejas en busca de polen y sus moscas...


Papi, a coll, si us plau.


Posando.


Papi, ¿te ayudo?, es difícil.


Mis tesoros.


La última subidita es bastante empinada y hay un modo curioso de mantener el equilibrio: hacer el avión.


Terreno muy curioso e interesante para aprender a pisar el monte.


Llegando a la cima.


Foto de cumbre a 1273 m.


Vistas desde la cima condicionadas por la meteorología.


Tras la sesión de fotos en la cima, sólo nos queda regresar por donde hemos venido.


Y volver a casa. ¡Conduzco yo!


Un croquis de la ruta. En naranja el tramo en coche desde Sant Elies hasta el punto de inicio y en azul la ruta unos 200 metros de desnivel desde el coche hasta el Samont.


4 comentaris:

Carles ha dit...

Espero que d'aquí uns anys, siquin els dos petits els que et demanin de fer tota la carena sencera...
Per cert, el "Turó de Més Enllà"... Nom inventat per Irene, o és que surt així a algun mapa? A mi no em sona de res...

MARC ha dit...

És el Turó de Més Amunt, error meu. Si busques a ICC hi surt.
Ja rectificat!!!

Anònim ha dit...

Ostres! Felicitar-vos per aquesta gran familia muntanyera que formeu.La nena és un crack. Nosaltres també tenim un petitó més o menys com el vostre i ens agradaria introduir-lo en aquest món ja desde petit...t'inportaria enviar-me un correu a fida_sm@hotmail.com i et preguntaria alguns dubtes.

MARC ha dit...

Pregunta i intentarem respondre't segons la nostra experiència particular (t'he enviat un email)