20 de juny de 2014

TARTA DE LOS TRES CERDITOS Y EL LOBO FEROZ


Por fin ha llegado el día de la fiesta de cumpleaños de la pequeña de casa.


Será una fiesta temática.



Comienzan los preparativos de las galletas.


Que irán al horno.
Las reservaremos para más tarde.


Una buena hornada de galletas


Listas para decorar.


Con la textura de las tres casas del cuento; paja, madera y ladrillo.


La siguiente fase son los cupcakes, para la masa de los cuales tendremos ayuda mecánica de reciente incorporación.


La masa, bien horneada también.


Montando la decoración.



Para cubrirlos, un poco de buttercream de color amarillo y unas estrellitas de caramelo.


Carmina con su obra de arte.



Llega, por fin, el turno al plato principal: el pastel.
Planificación de cómo hacer la casita de los tres cerditos del cuento.
Queremos que quede lo más fiel posible a la casa original del cortometraje.


Para ello, nada mejor que medir bien las proporciones y planificar antes de meterse en faena con el bizcocho y el fondant.


Una vez construida la casa en cartón, podemos comenzar el modelaje.


Preparamos tres bizcochos para ir sobrados de altura.


Proporciones con una botella de 1.5 l de agua.


Encarando las plantillas.


Cortando tras haber hecho el relleno con crema de chocolate y bañado el bizcocho con almíbar.


Detalle de la chimenea.


Comenzamos a cubrir con fondant blanco las paredes de la casa.


Tener cuidado de no comenzar la casa por el tejado.


Chimenea.


Embelleciendo puerta y vigas.


La base que soporta el pastel irá decorada a modo de jardín.


Ultimando los detalles del jardín.


Es mi turno para modelar los cerditos y el lobo.


Modelando al cerdito mediano, el de la casa de madera.


Que se asomará por una ventana lateral de la casa.


El cerdito mayor, aparece por el ventanuco de la puerta principal.


El hermano pequeño, de la ventana del otro lateral.


Vamos contrarreloj. 
En una hora llegan los invitados!!!


Modelo al lobo y le hago entrar por la chimenea.


Resultado final.


Del otro lado.


De frente.


Un lateral.


El otro lateral.


La casa se nos ha llenado de amigos y amigas de Irene que se han sorprendido tanto como ella al ver aparecer el pastel.


Hay quien se ha pedido rápidamente el lobo mientras todos querían probar un trozo.


Detalle del corte del pastel.
Al final no han quedado ni las migas.


 Muchas felicidades, chiquitina. Que cumplas muchos más.
Te queremos mucho.
Tus papis e Iván.



2 comentaris:

Luis Dorado ha dit...

Lo acabo de ver,menudos artistas!! supongo que Irene fliparía en colores jajjajaa,que buena pinta y que ganas de pegarle un mordisco....
Felicidades a todos,besos.

MARC ha dit...

Muchas gracias. Ya sabes que algún pastelito ya has catado, eh?. A ver si nos vemos de nuevo pronto.
Un abrazo