11 d’agost de 2014

NIZA: FERRY A BASTIA

Nos despertamos por la mañana rodeados de la tranquilidad de las villas de Saint Jean de Cap Ferrat, donde hemos pasado la noche. Nos ponemos en marcha para acercarnos a Niza, donde cogeremos el ferry en unas horas. Dejamos el coche en el parking del puerto y nos adentramos en el paseo marítimo de la ciudad.



Las playas ya muestran una ocupación importante a estas horas de la mañana. 



Nos dirigimos a Colline du Chateau, un magnífico parque sombreado donde pasar la mañana. El ferry no sale hasta las 14:15 h.



Mami e Iván.


Vistas del puerto desde uno de los miradores.


Tourre Bellanda.


Desde el belvedere.


Dibujo de Niza.


Cascadas en el parque.


Se agradece la duchita con este calor.


Aunque nada mejor que un helado para reponer fuerzas.


Aljibe.


Parque infantil. Extremadamente limpio.


Tras el paseo matutino, nos dirigimos al puerto para recoger el coche del parking y ponernos en marcha hacia la isla. Ojo con el parking que nadie te avisa de que la máquina de cobrar no devuelve cambio... HDP!!!


Nos adentramos en las interioridades del puerto de Niza. Ya está anunciado nuestro ferry.


Parece que hoy no hace mucho frío. Y nos van a tener a pleno sol durante horas ya que el ferry viene con retraso.


A los peques les da tiempo a dormir, a despertarse y a cansarse del calor que hace. Menos mal del abanico de posibilidades de entretenimiento que llevamos encima.


Nuestro ferry ha llegado.


¡Qué grande!


Vista frontal del barco.


Pronto nos metemos en la panza del buque.


¡Qué oscuro está esto!


Ya en el camarote (imprescindible si se quiere tener un poco de tranquilidad y reposo, sobretodo con niños). Nos vamos del viejo continente dirección a Corsica. Zarpamos a las 16:30h.


Hay quien simula dormir, mientras papi trata de hacerlo de verdad.


Piscina.


Helados mientras papi descansa.


Autofoto de toda la vida en el ferry.


Piscina de bolas.


Tras muchas horas en el barco el aburrimiento empieza a hacerse notar.


Ya va quedando menos. Nos echan del camarote una hora antes de llegar a puerto. Es tarde, casi las 21h y estamos todavía lejos de llegar. No entraremos en puerto hasta casi las 22h, pero Irene, que no quiere perderse la llegada a su Córgela, ha aguantado despierta hasta el final.


Iván ya no puede más y se duerme hasta mañana.


El sol se despide por hoy.


Llegamos a puerto y ponemos en marcha el "Plan Bastia" para localizar el FP que hemos estudiado para hoy. A sólo 5 minutos del puerto localizamos un aparcamiento en el Chemin du Furcone junto a un centro comercial, en la esquina de la farmacia. Tiene gálibo, pero no hay prohibición de pernocta, así que adentro.


Lástima de la cantidad de mosquitos que nos acecha en la oscuridad.


Buenas noches y hasta mañana, que nos adentraremos, por fin, en Corsica.