21 de novembre de 2015

ESCALAR CON NIÑ@S

Todo aquel que vive y disfruta la montaña y que además le gusta engancharse a una cuerda para trepar por ella, sueña con el día que sus hijos le pidan escalar. Nunca sabes cuándo ha llegado el momento, pero hay que estar atentos a las señales.


Creo que ha llegado el momento cuanto la niña toca con la cabeza el marco de la puerta tras subir en oposición todo la vertical de madera


Creemos que ha llegado el momento cuando el niño ya no te pide los yogures y sólo te avisa para bajar de la nevera.


Por fin ha llegado el momento de ir a escalar, pero hay que tener en cuenta un sinfín de cosas nuevas que difieren bastante las que conocemos de nuestras excursiones con ellos por la montaña. En esta simpática imagen vemos a un joven escalador equipado para ir a la montaña, pero ¿qué podemos aprender de este dibujo?.

Aprendemos que nos tenemos que equipar de manera diferente cuando escalamos que cuando vamos de excursión. Hay una serie de detalles que saltan a la vista:
No lleva casco,
se agarra de la cuerda para progresar,
no calza pies de gato...
y podríamos seguir; 
PERO no queremos hacerlo, más bien lo que pretendemos es aplicar nuestros humildes conocimientos de escalada para llevar a nuestros hijos de la manera más segura a practicar un deporte apasionante como es la escalada. Queremos que tengan ganas de ir a escalar y trepar con nosotros. ¿Verdad?


Para ello (igual que hemos hecho desde que comenzamos nuestras aventuras en las montañas) debemos ir a paso de caracol. En algún lado leí una cita que rezaba: "El mejor escalador es el que mejor se lo pasa". Y de eso se trata el asunto, y más yendo con niños: 
DISFRUTAR, DISFRUTAR Y DISFRUTAR. 


Sin ánimo de sentar cátedra ni de servir de guía para nadie, vamos a recopilar algunos de los consejos que he podido encontrar en la red acerca de cómo acercar a los más pequeños a la roca.
En primer lugar se pide prudencia los padres, ya que el riesgo de lesión durante la práctica de la escalada es real. Este deporte puede acabar con tus dientes en el suelo.
(La imagen es real de una dentadura encontrada a escasos metros de una de las zonas que visitamos hace unos días).


Debemos equipar a nuestros hijos debidamente con material homologado y de calidad.
El material básico que hay que tener es: casco, arnés, pies de gato, mosquetones de seguridad, cintas, cuerda, aparato asegurador/descensor. Todo ello en perfecto estado.


Debemos equiparles nosotros y cuando sean más mayores dejar que sean ellos los que lo hagan, aunque siempre bajo la supervisión/revisión de una persona conocedora del material, nudos y demás.


El primer nudo que debemos conocer y enseñar es el Nudo de Ocho, que deberemos reseguir para atarnos la cuerda al arnés y poder comenzar a escalar.


El primero de cordada subirá SIEMPRE asegurado desde la base de la pared hasta llegar al punto donde esté interesado en colocar la instalación que servirá para que el resto del grupo escale.


Para que el primero de cordada progrese adecuadamente y con seguridad, el segundo de cordada deberá asegurarle desde la base. La técnica de aseguramiento no es intuitiva y debe ser enseñada por profesionales, aunque siempre es bueno que los pequeños conozcan el material que se usa.
Debemos tener en cuenta que un niño pequeño no es capaz de asegurar a un adulto por la diferencia de peso y tamaño que les separa.
(Las imágenes a continuación se tomaron a título explicativo, en ningún momento se pretende dar a entender que recae sobre los niños la responsabilidad de velar por la seguridad del primero de cordada).


Una vez que el primero de cordada llegue al punto donde quiere instalar la reunión, decidirá qué tipo de anclaje quiere hacer y cómo quiere seguir con la actividad.

TOP ROPE

La primera opción (la más deseable para escalar con niños) es montar un sistema TOP-ROPE, por el cual el escalador SIEMPRE tendrá la cuerda por encima de su posición, por lo que no es posible una caída larga al tener la cuerda tensa fijada en un elemento fijo de la pared que se encuentra encima del escalador. Para ello, el primero de cordada ha de pasar la cuerda por un mosquetón fijado a la reunión superior y descolgarse hasta la base para cambiar su papel en la obra y ser ahora el asegurador.


Irene en top-rope.


Iván posando.


Hay muchas maneras de recompensar la llegada a la parte alta de la zona a escalar. En nuestro caso, se nos ocurrió poner una pequeña campana en lo alto y hacerla sonar cuando alguien llega.


Es divertido (y se trataba de disfrutar, ¿recordáis?).


ESCALADA EN LARGOS

En segundo lugar existe la alternativa clásica de escalada en largos, que consiste en dividir la vía en diferentes tramos. En nuestro caso, uno. Este tipo de opción nos obliga a reunirnos después de cada tramo/largo de escalada realizado, por lo que el primero de cordada deberá montar la reunión en una zona segura, pedir a su segundo que le libere de la cuerda y proceder a asegurar al segundo mientras éste va a su encuentro hacia la reunión.
Iván en busca de papá.


Irene a punto de llegar a la reunión.


Juntos en la R1 a varios metros del suelo.


Juntos celebrando la vía
(todavía nos queda descender, así que mejor dejamos los festejos para más tarde).


Para el descenso en este tipo de modalidad (Como para el descenso del primero de cordada en caso de usar la técnica del top-rope), deberemos ser conocedores de la maniobra de rápel o tener localizado algún sendero que hayamos explorado previamente que nos permita regresar al suelo.


Al final, la actividad siempre debe terminar con un buen banquete que podemos disfrutar a pie de vía...


... que disfrutarán los que han escalado y los que todavía no lo hacen, que también se lo merecen.


La escalada es un deporte de gran compromiso por parte de quien lo practica ya que entraña un peligro objetivo que debemos tener siempre en cuenta. 
Para finalizar quiero recalcar la necesidad de formarse con cursos y guías especializados que son los que mejor nos pueden informar acerca del mejor modo de adentrarnos en el apasionante deporte de la escalada.

2 comentaris:

igertu ha dit...

Muy bueno familia!

Me ha gustado mucho ;)

MARC ha dit...

Me alegro, Joseba. Pronto veremos a Iurgi en similares situaciones. Un abrazo!!!